La presión de los energéticos y la salida de capitales, podrían ser algunos de los aspectos que tomaron en cuenta la mayoría de los integrantes de la Junta de Gobierno del Banco de México,  para señalar en minuta que “la pausa en el ciclo de relajamiento del porcentaje de tasa de interés no ha terminado”. Señalaron que la política monetaria debe procurar que las expectativas de inflación se mantengan ancladas. La nota es de Yolanda Morales en “El Economista”. Foto de Wikipedia