Con 282 votos a favor, 153 en contra y 11 abstenciones, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general el dictamen que reforma y adiciona diversas disposiciones de la nueva Ley de Hidrocarburos que busca fortalecer a Pemex. La reforma impone un almacenamiento mínimo de petrolíferos a las empresas participantes, negativa ficta para el trámite de permisos; revocación o suspensión de permisos por incumplimiento o peligro para la seguridad nacional, entre otras causas. La nota es de Arturo Solís en “Forbes México”.