En 1970, siendo Presidente electo Luis Echeverría Alvarez, el entonces recién Senador Javier García Paniagua fue requerido en el recinto de toma de protesta del Presidente por el Jefe del Estado Mayor Presidencial, quien le dijo que el Presidente no queria que estuviera en su toma de protesta. Bragado como se le conoció toda su vida, le respondió: “díle al Presidente que sí él quiere eso, que venga a decìrmelo personalmente, y tú déjame de estar molestando”.. El militar que estaba a un lado y escuchó dicho diálogo fue un amigo nuestro- recientemente fallecido-, quien fue comisionado  por el Ejército, junto con otros elementos, para estar pendiente de la seguridad del recinto.