En 1920 que Mons. Rafael Guízar y Valencia arribó a Veracruz, procedente de la Habana, Cuba, enterado de un sismo ocurrido un día anterior, enprendió de inmediato un recorrido por las comunidades afectadas, sobre todo en Cosautlán, junto con la delegación de la Cámara de Comercio. Lo publican en “Xalapa Antiguo, análisis y opinión”. Foto de Andrés Guzmán.