“Al referirnos a Nezahualcóyotl, estamos hablando del séptimo gobernante de Texcoco, uno de los máximos exponentes del buen gobierno  y la recta administración de la justicia. Un hombre que se destacó como guerrero, político, legislador, arquitecto, urbanista, ecologista, filósofo y poeta”. Lo escribe Juan Francisco Hernández en la revista “Praxis”  de Ramón Rodríguez Curiel. Como dijera Clavillazo.. “nomáaaaaas”