En una democracia- y yo creo que la mayor parte de los mexicanos queremos vivir en una democracia, en la que no se olvide a los grupos más vulnerables del país, y no haya corrupción  ni impunidad-  los equilibros, los contrapesos son muy importantes. El hecho de que en el Poder Legislativo haya deliberaciones, negociaciones, debates, acuerdos, es muy bueno para la democracia y para el país. No importa que sean 16 horas o más para la negociaciones, lo importante es que no se imponga nada,  sino que se llegue a un acuerdo, a un consenso entre las partes políticas, en éste y en todos los temas que interesen a los mexicanos. “En el justo medio está la virtud”, decía Aristóteles. . ¡Felicitaciones a los senadores de todos los partidos!.