Lugar:
Fuente:
La Jornada

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó que colocó sellos de suspensión por prácticas comerciales irregulares a un total de 40 tortillerías e inició actas circunstanciadas a otros 22 negocios similares que se rehusaron ser verificados.

La dependencia señaló que ha monitoreado y verificado más de mil tortillerías en todo el país y de los 26 mil requerimientos de información que envió a distintos sectores productivos para conocer los componentes que integran sus precios, la cadena maíz-tortilla es la que tiene “mayor foco de atención” ya que concentra 15 mil de dichos requerimientos.

“Por ser un producto prioritario de la canasta básica, la Profeco intensificó sus acciones de verificación y monitoreo de precios para impedir abusos en la comercialización de la tortilla a través del despliegue de todo su personal para identificar prácticas abusivas que serán sancionadas con todo el peso de la ley”, remarcó.

Precisó que intensificó la vigilancia en las últimas 72 horas con la verificación de un millar de tortillerías, impuso más de 40 sellos de suspensión por prácticas comerciales irregulares y se inmovilizaron básculas por no ofrecer kilos completos. Asimismo, se instrumentaron 22 actas circunstanciadas por negativas a la verificación.

Si bien no existen precios oficiales para el alimento, la Profeco indicó que no permitirá que productores de tortilla acuerden unilateralmente incrementos en su precio, “que no corresponden a los equilibrios del mercado y afectan a los consumidores.

El titular de la Profeco Ernesto Nemer, subrayó igual que secretario de Economía Ildefonso Guajardo, que no puede trasladarse el ajuste del mercado de combustibles en la misma proporción en los productos de la canasta básica, sino que se deben analizar los componentes del precio en cada caso para establecer si se trata de incrementos injustificados