Lugar:
Fuente:
EFE

Las remesas enviadas a México aumentaron 8.8 por ciento de 2015 a 2016, al alcanzar los 28.1 mil millones de dólares, reportó el Banco Mundial este viernes.

En su boletín de Migración y Desarrollo divulgado en Washington, en el marco de su reunión anual de primavera, la institución enfatizó que los principales receptores de remesas fueron México y Filipinas

El Banco Mundial detalló que México recibió 28.1 mil millones de dólares en remesas durante 2016, impulsadas por la continua mejoría en el mercado de trabajo de Estados Unidos y la depreciación de la moneda mexicana frente al dólar.

 

 

 

“Las debilidades del peso parecieron apuntalar una considerable alza de remesas a corto plazo el año pasado, aumentando en enero, febrero, mayo, septiembre y noviembre, los meses en que el peso sufrió fuertes depreciaciones frente al dólar estadunidense”, apuntó.

El Banco Mundial estimó que los flujos hacia México, El Salvador y Guatemala registrarán este 2017 un “robusto crecimiento”, al proyectar que alcanzarán los 75 mil millones de dólares, equivalente a un aumento de 3.3 por ciento.

“Las remesas son una fuente importante de ingresos para millones de familias en los países en desarrollo. Un debilitamiento de los flujos de remesas puede tener un serio impacto”, alertó la directora interina del Grupo de Indicadores Globales del Banco Mundial, Rita Ramalho.