Lugar:
Fuente:
Afp y Reuters

Las declaraciones del presidente estadunidense citadas por la prensa fueron consideradas como “hirientes” y “perturbadoras” por la Unión Africana (UA), como “inaceptables” y “racistas” por el gobierno haitiano, y como “lamentables” por el salvadoreño.

Trump se refirió repetidamente a Haití, El Salvador y naciones africanas como “países de mierda” durante una reunión el jueves en la Casa Blanca con legisladores para discutir sobre inmigración, según reportaron de medios estadounidenses.

Frente a un escándalo de alcance global, Trump trató este viernes de marcar distancia y recurrió dos veces a Twitter para negar las declaraciones.

En su primera explicación, Trump admitió que en la reunión se dijeron cosas “duras” pero aseguró que “ese no fue el lenguaje utilizado”.

Pero el senador demócrata Dick Durbin, quien estuvo presente en el encuentro, reiteró que el presidente se refirió repetidamente a “países de mierda” durante la reunión.

Trump “tuiteó esta mañana negando que utilizó esas palabras. No es verdad. Él dijo esas cosas llenas de odio, y las dijo repetidamente (…). Hizo esas declaraciones viles y vulgares, llamando a esas naciones países de mierda”, dijo Durbin a la red MSNBC.

Realidad histórica de África

África expresó este viernes su indignación y amargura por las declaraciones del presidente de Estados Unidos Donald Trump, que en una discusión sobre inmigración calificó de “países de mierda” a naciones africanas, Haití y El Salvador.

La Unión Africana (UA) condenó estas declaraciones que consideró “hirientes” y “perturbadoras”.

“Esto es aún más ofensivo dada la realidad histórica del número de africanos que llegaron a Estados Unidos como esclavos”, declaró a la Afp Ebba Kalondo, portavoz del presidente de la Comisión de la Unión Africana Moussa Faki.

Sin embargo, Kalondo dijo que Estados Unidos “es un país que representa mucho más que un hombre o una declaración”.

Botsuana anunció este viernes que convocó al embajador estadunidense para expresarle su molestia y su canciller Pelonomi Venson-Moitoi dijo en Twitter que la declaración de Trump significa un “golpe punzante” a las relaciones diplomáticas con Washington.

Haití, indignado y sobresaltado

El gobierno de Haití consideró “inaceptables” y “racistas” las declaraciones del presidente Donald Trump.

“El gobierno haitiano condena con la mayor firmeza estas declaraciones desagradables y abyectas que, de ser probadas, serían inaceptables en todos los sentidos porque reflejan una visión simplista y racista completamente equivocada”, señaló en un comunicado.

En la nota, Haití dijo estar “profundamente indignado y sobresaltado por el tenor de las declaraciones, que no han sido desmentidas oficialmente”.

El gobierno haitiano denunció en el comunicado comentarios que como “mínimo son irrespetuosos e insultantes”.

“Esas declaraciones insultantes y reprensibles no corresponden en nada con las virtudes de sabiduría, moderación y discernimiento que debe cultivar toda autoridad política en altos cargos”, añadió.

El Salvador, en espera de pronunciamiento

El Gobierno de El Salvador rechazó las “lamentables expresiones” atribuidas al presidente de Estados Unidos.

“Habiendo esperado prudentemente un pronunciamiento oficial del gobierno de los Estados Unidos y al tener conocimiento únicamente por redes sociales donde el presidente Trump acepta implícitamente términos duros en menoscabo de la dignidad de El Salvador y otros países, expreso formalmente protesta y rechazo enérgicamente ese tipo de expresiones”, dijo la cancillería del país centroamericano en un comunicado.

“Hemos dirigido una nota de protesta al gobierno de Estados Unidos”, agregó la cancillería.

Africanos orgullosos de sus países

Inmigrantes africanos en Estados Unidos defendieron sus orígenes en las redes sociales haciendo hincapié en su educación, carreras y logros.

“África NO es un lugar de mierda, señor Trump”, escribió en Twitter Bernard Lagat, un atleta olímpico nacido en Kenia y que representa a Estados Unidos.

“Soy una futura médica. Tengo tres grados (académicos). Hablo tres idiomas (…) ¡Soy de un país de mierda!”, dijo por su parte Nyadow Chol, una estudiante de medicina de Sudán del Sur cuyo “tuit” se volvió viral.

“(Trump) se refirió a nosotros como si no tuviéramos mucho que entregar a la sociedad estadunidense. Quise que mi ‘tuit’ diera a otros inmigrantes la oportunidad de hablar”, declaró posteriormente a la Fundación Thomson Reuters.

Algunas personas usaron la etiqueta #IAmFromAShitholeCountry en Facebook y Twitter como una expresión de orgullo.

“Mi esperanza es que demostremos quién/qué somos (…) Existe la impresión de que vivimos en chozas y que caminamos descalzos”, dijo a la Fundación Thomson Reuters Ba Lo, un nigeriano-estadunidense que administra una agencia de prestaciones de salud.

‘Hipocresía’

En Ginebra, el portavoz del Alto Comisionado para Derechos Humanos de la ONU, Rupert Colville, calificó los dichos de Trump como vergonzosos.

“Si se confirman, son comentarios escandalosos y vergonzosos por parte del presidente de Estados Unidos. Lo siento, pero la única palabra que se puede utilizar es ‘racista'”, dijo.

El comentarista político keniano Patrick Gathara declaró a la Afp que las declaraciones de Trump no representan “nada nuevo” de un gobierno estadunidense que es “racista e ignorante”.

“No difiere de aquello que Hollywood y los medios occidentales dicen de África desde hace décadas”, aclaró. “Lo que resulta aún más insultante es la hipocresía de todos aquellos que condenan a Trump -y debe ser condenado- sin reparar en sus propias palabras y conductas”, agregó Gathara.

Continente bendito

El activista keniano Boniface Mwangi hizo un llamado en Twitter a “no confundir los dirigentes de mierda que los africanos elegimos con nuestro bello continente”, al que consideró el más “bendecido de todos”.

“Pero ha sido violado por los imperialistas en colaboración con nuestros dirigentes de mierda por generaciones”, indicó.

En Sudáfrica, el partido en el poder, Congreso Nacional Africano, consideró “extremadamente ofensivas” las palabras de Trump, mientras Ateny Wek Ateny, portavoz del presidente de Sudán del Sur, país en guerra desde diciembre de 2013, las consideró “escandalosas”.

No obstante, un residente de Juba, capital de Sudán del Sur, afirmó a la Afp que los comentarios de Trump eran “muy pertinentes” atribuyendo que “a causa de los dirigentes africanos” se les insulta de esa forma.

También en Nigeria varios internautas escribieron en Twitter que vivían en “un país de mierda” pero aclarando que era “nuestra mierda”, por lo tanto nadie más podía darse el derecho de descalificarlos así.