Lugar:
Fuente:
e-consulta Veracruz

Esta semana hubo retrasos en los transportes públicos y la mayor parte de las líneas de autobús fueran suspendidas. El mal tiempo causó más de 700 kilómetros de atasco en la capital y en sus alrededores. Hasta 27 departamentos del país, esencialmente del este, están en vigilancia por las nevadas y en otras ciudades también se han registrado problemas derivados del temporal.

El frio obligó a la compañía de ferrocarriles francesa a reducir la velocidad de sus trenes en una parte del país, ocasionando importantes retrasos en algunas líneas.

El azote invernal se endureció desde el martes en toda Francia, con nieve y hielo incluso a baja altitud y gélidas temperaturas. La capital y sus alrededores están en alerta naranja.

Un nuevo temporal de nieve barre hoy el norte de Francia, después del caos circulatorio que provocó el registrado entre el martes y el miércoles sobre todo en la región de París.

Nieve y aguanieve cayeron en diversas partes de Francia hoy viernes, lo que causó el cierre de la Torre Eiffel, pero cubrió París con una esplendorosa capa blanca.

La Torre Eiffel, el monumento más visitado de Francia, fue cerrada todo el viernes y permanecerá cerrada el sábado “para garantizar la seguridad de los visitantes”, informó la compañía que opera la histórica estructura del siglo XIX.

Trabajadores con palas de mano retiraban cuidadosamente la nieve de la intricada estructura de acero del monumento y quitaban el hielo de las escaleras y plataformas. La compañía indicó que no puede usar sal porque corroería el metal de la Torre Eiffel y dañaría sus ascensores.

Una intensa nevada registrada hace unos días dejó a cientos de conductores atrapados en sus autos y provocó los peores embotellamientos de la historia en la región de París. El viernes, las autoridades parisinas pidieron a los conductores mantenerse fuera de las calles.

Aun así, la nevada del viernes en la capital francesa fue menos intensa y dio paso a un poco de diversión. Personas con tabla de snowboard descendieron por las laderas del vecindario Montmartre ante el asombro de turistas.

Se prevén nuevas nevadas y las autoridades emitieron avisos de condiciones peligrosas para casi una cuarta parte del país. Pero la policía francesa, argumentando mejores condiciones, levantó la noche del viernes la prohibición de uso de camiones en la región de París.