Lugar:
Fuente:
El Financiero

En el segundo día de la tormenta financiara, el peso mexicano aprovechó la coyuntura de debilidad del dólar en el mercado internacional.

El billete verde se vio afectado negativamente por una dato de la inflación en Estados Unidos menor a lo esperado, lo cual quitó presión de alza en las tasas de interés.

El Banco de México informó que el dólar interbancario cerró este jueves en 18.9975 unidades. En el día, el peso ganó 7.30 centavos, equivalente a 0.38 por ciento.

En ventanilla bancaria, el billete verde se vende en 19.30 unidades, cifra menor a las 19.45 unidades reportadas el miércoles como cierre por Citibanamex.

El tipo de cambio alcanzó un máximo en 19.1867 unidades, mientras que el mínimo se reportó en 18.9427, en el mercado de mayoreo.

En el día, el peso mexicano ocupó el quinto lugar como la moneda con el mejor desempeño dentro de las pertenecientes a naciones emergentes, de acuerdo con información de Bloomberg.

Los tres primeros puestos fueron para la lira turca, el peso argentino y el rand sudafricano con avances de 2.34, 1.67 y 1.13 por ciento, en cada caso.

La moneda mexicana gana terreno este jueves en medio de un escenario internacional donde mejora la percepción del riesgo, pero donde prevalecen todavía señales encontradas.

Del lado positivo, se ubica el retroceso de 0.47 por ciento en el índice que mide el comportamiento del dorar con respecto a una canasta de diez divisas, incluida a la moneda mexicana.

El principal catalizador del retroceso del dólar fueron los datos del comportamiento de los precios al consumidor en la principal economía del mundo.

La inflación al consumidor en Estados Unidos subió 0.1 por ciento en septiembre, por debajo del 0.2 esperado, de acuerdo con una encuesta levantada por Bloomberg.

El indicador del miedo, conocido como el VIX, baja 1.05 por ciento, después de que ayer reportara un extraordinario aumento de 43.95 por ciento.

En Estados Unidos se dio a conocer que la inflación al consumidor estuvo por debajo de lo estimado, situación que calma los temores con respecto a las tasas de interés.

El dinamismo de la inflación puede restarle argumentos a la Reserva Federal para acelerar un aumento en su tasa de referencia.

Donald Trump, se volvió lanzar este jueves críticas contra la Reserva Federal, calificando a su aumento de la tasa de interés como una política “ridícula” que hacía más costoso para su gobierno financiar sus crecientes déficits.

“Estoy pagando intereses a una tasa alta debido a nuestra Reserva Federal. Y me gustaría que nuestra Reserva Federal no sea tan agresiva porque creo que están cometiendo un gran error “, dijo Trump en una entrevista para Fox & Friends.

En tanto que el rendimiento del bono norteamericano líder a 10 años ronda el 3.13 por ciento, por debajo del 3.16 del miércoles.

En otro frente, se observa un comportamiento débil en el mercado petrolero, lo cual contribuye también a alejar, por el momento, al fantasma de la inflación.

El precio del crudo tipo West Texas pierde 2.87 por ciento a 71.04 dólares por barril, mientras que el tipo Brent retrocede 3.30 por ciento a 80.35 dólares.

El tipo de cambio presenta una resistencia en 19.70 unidades. En tanto que el soporte se encuentra en 18.40 pesos, en el mercado de mayoreo.