Lugar:
Fuente:
Reforma/Zedrik Raziel

El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que tras lograr el acuerdo con Estados Unidos el siguiente paso es cumplir puntualmente con los compromisos pactados.

“¿Qué sigue? Cumplir puntualmente los compromisos. Reforzar nuestra frontera, aplicar la ley y respetar los derechos humanos. Promover la aplicación inmediata del programa de desarrollo de la Cepal para impulsar actividades productivas y crear empleos en Centroamérica y en el sur-sureste de México”, mencionó.

“Bajo este criterio sostendremos siempre que será injusto el que se pretenda castigar a México por proponer un alto a la migración mediante el impulso del bienestar y la seguridad de sus puntos de origen”, afirmó el Mandatario.

Durante el acto en defensa de la dignidad de México y en favor de la amistad con los Estados Unidos, en Tijuana, Baja California, el Mandatario federal comentó que apartir de la siguiente semana su Gobierno comenzará a ofrecer oportunidades a migrantes.

“Desde la semana próxima, estaremos ofreciendo ayuda humanitaria oportunidades de empleo, educación, salud y bienestar a quienes esperen en México su solicitud de asilo para ingresar legalmente a los Estados Unidos”, aseguró.

Asimismo, López Obrador mencionó que la intención de imponer aranceles a productos mexicanos fue una medida que respetó, pero que no podía compartir, pues podría haber tenido un escenario negativo para México.

“Se trató de una medida que respetamos, pero que no compartimos, porque de aplicarse hubiese causado -como aquí se ha dicho- un daño importante en ambas economías y debilitado en forma significativa la alianza comercial de la región”, expresó.

El tabasqueño reiteró que su Gobierno nunca tendrá la intención de perjudicar al pueblo de Estados Unidos.

“Aprovechamos en Tijuana para decirle al pueblo estadounidense que no abrigamos ni abrigaremos intención alguna de perjudicarlo, que estamos resueltos a colaborar con él en todos los ámbitos especialmente ante la preocupación que suscita el crecimiento del flujo migratorio hacia su País”, dijo.

Y confesó que como Jefe de Estado nunca permitirá que alguien atente contra la economía del País.

“Sin embargo, como jefe y representante del Estado Mexicano, no puedo permitir a nadie que se atente contra la economía de nuestro País y menos que se establezca una asimetría injusta, indigna para nuestro Gobierno y humillante para nuestra Nación”, agregó.

El Presidente estuvo acompañado por 28 Gobernadores, líderes empresariales, indígenas y religiosos, además de diversos legisladores de los múltiples Congresos del País.

Foto de Alejandro Gutiérrez