Lugar:
Fuente:
Reforma/Isabelle González

El Presidente Andrés Manuel López Obrador convocó a los líderes del G20 a tratar el fenómeno migratorio a través de la cooperación para el desarrollo.
En una misiva enviada a los líderes G20, publicada por el Canciller Marcelo Ebrard, el Mandatario mexicano dijo que la actualidad, entre los asuntos globales sobresale el fenómeno migratorio.

“Nosotros pensamos que optar por la cooperación para el desarrollo es mucho más constructivo que cerrar las fronteras o recurrir al uso de la fuerza”, afirmó.

“Debemos actuar de manera solidaria”, añadió el Presidente.

López Obrador Expuso que la Agenda 2030, que llama a impulsar actividades productivas, crear empleos y bienestar en los pueblos más pobres y marginados de la tierra, sería la manera más eficaz y más humana de evitar la migración forzada.

“Por encima de las fronteras están la justicia y la fraternidad universal”, indicó.

El Mandatario federal señaló que ese enfoque es aplicable a todas las zonas de origen de la migración y en cualquier circunstancia.

Puso de ejemplo que, después de haber hecho a un lado la confrontación, los Gobiernos de México y Estados Unidos acordaron entre otras cosas, responder al fenómeno migratorio mediante la promoción al desarrollo en Centroamérica y el sur-sureste de México.

“Esta reflexión es mi modesta aportación a la cumbre del G20, en la cual me representan Marcelo Ebrard Casaubon y Carlos Urzúa Macías, Secretarios de Relaciones Exteriores y de Hacienda de los Estados Unidos Mexicanos”, manifestó.

En la introducción de la carta, destacó que por tradición y por mandato constitucional, la política exterior de México se rige por los principios de la autodeterminación de los pueblos; la no intervención; la solución pacifica de controversias; la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales; la igualdad jurídica de los Estados; la cooperación internacional para el desarrollo; el respeto, la protección y promoción de los derechos humanos, y la lucha por la paz y la seguridad internacionales.

“Hago votos por que podamos construir en torno a la ética contenida en estos principios un consenso que se proyecte a toda la escena internacional. En lo inmediato, me satisface y enorgullece atenerme a estos lineamientos y aplicarlos en las cordiales relaciones entre nuestros países”, escribió.

López Obrador agradeció la invitación a la Cumbre del G20, a la cual no asistió, y que se celebra estos 27 y 28 de junio en Osaka, Japón.

“Lamento mucho no poder acompañarlo, ya que en México hay retos urgentes que reclaman mi atención y mi permanencia en el País. Usted y el pueblo de Japón contarán siempre con la amistad y el respeto de nuestro pueblo y de nuestro Gobierno”, expresó.