Lugar:
Fuente:
Excélsior

a jefa de Gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum Pardo, y el presidente del Gran Premio Fórmula 1, Chase Carey, firmaron el convenio para que este evento se realice en la Ciudad de México hasta 2022, con financiamiento de un grupo de empresarios.

En el Patio Central del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, la mandataria capitalina indicó que este año se prevé una derrama económica para la capital del país de más de 14 mil millones de pesos y generará ocho mil empleos por el Gran Premio Fórmula 1 Ciudad de México.

Subrayó que con este acuerdo, la inversión tiene nuevas reglas, y agradeció a los empresarios y organizadores su disposición y paciencia para que se pudiera renovar el contrato por tres años, de 2020 a 2022, pues para este año, aún está vigente el anterior.

Así, el evento se llevará a cabo “sin la necesidad de erogar recurso público; eso es innovación, es una nueva relación ciudadanía-gobierno-iniciativa privada”, añadió la funcionaria, quien además reconoció la importancia de que espectáculos de talla mundial como este “se queden en la Ciudad de México”.

Luego en entrevistas, Sheinbaum detalló que para financiar las carreras se creó un fideicomiso privado, sin incentivos fiscales, en el que participan 100 empresarios.

“Es una idea que generamos para poder financiar fórmulas 1 y estuvimos preguntando, invitando a muchos, y todavía hay gente que se quiere incorporar”.

Recordó que el gobierno federal aportaba cerca de 40 millones de dólares al año para que se realizara este evento en el Autódromo Hermanos Rodríguez; sin embargo, a partir de esta administración se determinó destinar esos recursos a otros proyectos prioritarios.

La jefa de gobierno rechazó revelar los nombres y beneficios para los nuevos inversionistas para las próximas emisiones, ya que es una lista larga y el gobierno solo fue facilitador, promotor y generó las condiciones para concretar el contrato, a fin de que todo fuera legal.

“La ciudad gana mucho con conservar el espectáculo: la derrama económica, los empleos que se generan, la permanencia de una visión de la ciudad en el exterior, se vincula con nuestra nueva idea de capital cultural de América y nos permite destinar los recursos para proyectos prioritarios”, abundó.

Al respecto, el director ejecutivo de la Fórmula 1, Chase Carey, destacó la importancia que representa para los organizadores el continuar su permanencia en la Ciudad de México.

“El evento mexicano es uno de los más especiales dentro de nuestro calendario. Hacemos carreras en todo el mundo, en diferentes ubicaciones que capturan la imaginación del mundo, pero el evento en México realmente no tiene algo similar”, dijo.

La Fórmula 1 atesora al público y decenas de miles de fanáticos en el país; tan solo en los últimos cuatro años, entre 2015 al 2018, expuso, se registró una asistencia de mil 300 millones, “y probablemente hemos tenido millones de aficionados alrededor del mundo también observando el espectáculo”.

A su vez, el presidente y director de la Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), Alejandro Soberón Kuri, coincidió en que la emisión México de la Fórmula 1 es especial y agradeció a las autoridades por buscar este nuevo método de inversión.

“Nos hemos ganado un espacio en el ánimo de todas las escuderías, de todos los pilotos, de la prensa internacional y de los millones de visitantes que nos ven por televisión y los cientos de miles que han asistido a la carrera”, sostuvo.

El año pasado, argumentó, se tuvo una derrama económica de cerca de 800 millones de pesos mayor que un año antes, al lograr 14 mil millones de pesos, y este 2019 se hizo una inversión importante para renovar la pista del Autódromo Hermanos Rodríguez para el evento agendado en octubre y en cuya organización participan siete mil personas.