Lugar:
Fuente:
Reforma/Natalia Vitela

Los nuevos representantes estatales del IMSS ya no podrán hacer compras de medicamentos o determinar la construcción de una unidad de medicina familiar, por ejemplo, porque esas facultades se están concentrando, indicó Zoé Robledo, titular del IMSS.

“Les estamos dejando todo aquello que tiene que ver con la operación cotidiana. Por ejemplo, la conservación de una instalación; algunas compras emergentes de ciertos montos y claves (de medicamentos), pero sí estamos en un proceso de concentración”, indicó en conferencia de prensa.

Explicó que las Delegaciones ahora serán Oficinas de Representación y que los nuevos titulares no tendrán determinadas facultades porque las están concentrando.

Precisó que el IMSS invirtió 7 millones de pesos para la realización del concurso de selección de sus próximos representantes estatales, en el que la empresa Korn Ferry ganó la licitación para la realización del proceso.

La idea, dijo, es evitar que prevalezca el criterio político, la discrecionalidad y el compadrazgo, por encima del mérito, preparación y experiencia en la selección de los 35 delegados del IMSS.

Anteriormente los delegados eran propuestos por el director general del IMSS y aprobados por el Consejo Técnico, y se registraron actos de corrupción.

Evitarlos, dijo, es uno de las motivaciones de realizar de esta forma la selección que calificó de inédita.

“Para que realmente cortáramos de tajo con ese dedo como el único elemento de discrecionalidad para la asignación de los delegados, pues tenía que ser un proceso amplio, abierto y transparente”, indicó Zoé Robledo, titular del IMSS.

En conferencia de prensa, dijo que en la convocatoria lanzada a principios de septiembre se registraron más de 2 mil personas y continuaron con el proceso 984 personas.

De éstas, 159 personas, 47 mujeres y 112 hombres, cumplieron con todos los requisitos para presentar el examen realizado en las Oficinas Centrales de la dependencia con la presencia de notario público el sábado pasado.

El pasado sábado se realizó un examen de conocimientos y la elaboración de un ensayo, lo cual representará el 30 por ciento de la calificación. La etapa siguiente consiste en una entrevista con un panel de especialistas, que también representa otro 30 por ciento.

Mientras que el 40 por ciento restante lo representará la revisión curricular, y será la última etapa.

El concurso estuvo dirigido a personal médico y de enfermería, ya sea activo o jubilados del IMSS, del Régimen Ordinario e IMSS Bienestar y se diseñó para que la mitad de los cargos sean ocupados para mujeres, indicó