Lugar:
Fuente:
Reforma

El Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que emprenderá una evaluación para determinar si las dependencias del Gobierno están cumpliendo con lo establecido en la Ley de Austeridad

La austeridad, afirmó, implica que se deben cancelar las plazas de directores adjuntos y las de asesores.

En su conferencia en Palacio Nacional, el Mandatario dijo que el espíritu de la ley es recortar los sueldos de los altos funcionarios para beneficiar a los de menor rango y menor ingreso.

“Todo esto tiene que irse resolviendo, poniendo orden, y falta todavía dar otra sacudida, otra zarandeada, otra zamarreada a la mata, va a haber todavía ajustes en ese sentido, es revisar la Ley de Austeridad. ¿Se está aplicando? ¿Quién la aplica? ¿Quién no la aplica? Por ejemplo, no debe haber asesores, ¿hay asesores? Que (no) quieran encubrirse, disfrazarse, ahora ya no son asesores, son consultores, expertos, todo eso, toda esa simulación se acaba, y es una revisión constante”, manifestó.

“Tenemos que ver dependencia por dependencia e ir haciendo todos los ajustes y no olvidar que el poder es humildad”.

López Obrador admitió que algunas dependencias siguen poniendo a concurso plazas de direcciones adjuntas que ya no deberían de existir.

“(Es responsabilidad) de la Función Pública y de los Secretarios, por eso es importante este diálogo, porque ahora me están escuchando y hay instrucciones precisas de que no existan las direcciones adjuntas y existe la ley, incluso antes de la ley di a conocer un memorándum para que no haya direcciones adjuntas”, sostuvo.