Lugar:
Fuente:
La Jornada

La Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, informó que en coordinación con la jefa del Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, se analizan los probables conductas delictivas registradas durante la marcha por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, celebrada.

En entrevista con medios tras participar del “Encuentro por la igualdad y la no violencia contra las mujeres y las niñas”, organizado en la sede de la Cancillería, la funcionaria federal aclaró que no todas las manifestaciones convocadas por adiversas organizaciones fueron violentas.

Ayer, cerca de 6 mil 500 mujeres salieron a las calles del centro de la Ciudad de México en reclamo por la persistencia de violencia feminicida. En este contexto grupos de personas esbozadas vandalizaron monumentos que se encuentran sobre Paseo de la Reforma, hicieron pintas a lo largo del recorrido, afectaron paradas del Metrobús, entre otros incidentes contra inmuebles.

“Yo estoy en contacto con la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México para ver cuáles son las conductas que se realizaron y que pudieran ser ilícitas, pero tenemos que checarlo”, declaró la Secretaria de Gobernación.

Añadió que el respeto y orden debe prevalecer en las manifestaciones. “Entiendo y comprendo la impotencia que muchas de estas mujeres sienten, sobre todo por la falta de respuesta que muchas veces tienen los feminicidios y violencia, sin embargo, el respeto a los monumentos históricos, el respeto al orden deben de privar”.

La Secretaria de Gobernación reconoció no obstante que las respuestas no han sido óptimas, “porque cuando una mujer acude a las instancias de procuración de justicia, si no hay perspectiva de género es revictimizada y no hay respuesta por parte del Estado”.