Lugar:
Fuente:
XEU Noticias / Joel Cruz

Desde el pasado viernes dos pescadores veracruzanos se encuentran en calidad de desaparecidos, luego que su embarcación naufragara frente a las costas de Dzilam de Bravo, Yucatán.

Miguel Ángel Cortés Torres, amigo de uno de los desaparecidos de nombre Leobardo Flores Vergara, narró a XEU que desde el 1 de marzo cuando salieron a alta mar no tienen noticias de su paradero y lo único que se sabe es que la lancha se hundió.

“Salieron a pescar y se perdió el contacto, después no regresaron a orilla, tenían que regresar el mismo día (…) Los mandaron a buscar porque no regresaron el viernes y hasta el sábado los mandaron a buscar”.

Los pescadores de la zona implementaron un operativo de búsqueda en el área en la que pudieron haber navegado y encontraron la embarcación hundida, “salía solo la punta de la lancha”.

Ante esa situación se unieron otros pescadores, incluso particulares han realizado una inspección aérea “pero no los encuentran”. En las últimos horas por mal tiempo la búsqueda fue suspendida.

“La mamá se encuentra allá y está muy consternada porque se piensa que siguen vivos ellos porque no encontraron unas tablas, unos tablones de la embarcación, entonces se piensa que ellos andan a la deriva”.

Hizo un llamado al gobierno del estado de Veracruz y a la Secretaría de Marina (Semar) para que se sumen a la búsqueda de los pescadores.

Leobardo Flores Vergara es originario de Playa Hermosa, municipio de San Andrés Tuxtla, su acompañante, del que se desconoce su nombre es de Ángel R. Cabada; ambos radican por temporadas desde hace unos años en Yucatán.

Dzilam de Bravo es un puerto, con importante actividad pesquera, cabecera del municipio homónimo, ubicado en el litoral norte de la península de Yucatán.