Lugar:
Fuente:
La Jornada / Dora Villanueva

Luego del accidente del Boeing 737 MAX operado por Ethiopian Airlines, Aeroméxico expuso que mantiene su confianza en la aeronave y hay una comunicación permanente con los fabricantes. Ello, luego de que se expusiera que es el segundo siniestro este modelo de aeronave en menos de 5 meses y es operada por la empresa mexicana.

“Aeroméxico se ha mantenido en constante comunicación con el fabricante y las autoridades aeronáuticas correspondientes, por lo que comunica a sus clientes que mantiene la confianza de operar los 6 equipos Boeing 737 MAX 8. Estos aviones se encuentran en perfectas condiciones y en cumplimiento con sus programas de mantenimiento”, se pronunció la aerolínea mexicana.

En el mismo comunicado, Aeroméxico expuso que “lamenta profundamente el accidente del vuelo ET302 de Ethiopian Airlines y se solidariza con los familiares y amigos de las víctimas de este trágico suceso, así como con todo el equipo de la aerolínea Ethiopian”, no obstante hasta el momento no ven objeción alguna a la aeronave.

“La aerolínea seguirá puntualmente la investigación y las recomendaciones del fabricante y las autoridades aeronáuticas. Para Aeroméxico la seguridad es lo más importante”, puntualizó.

El modelo de aerolínea que está en pugna se comenzó a usar en vuelos comerciales desde 2017. El avión de Ethiopian Airlines tenía tres meses de antigüedad. Y apenas en octubre otro más operado por Lion Air se estrelló en la costa de Indonesia