Lugar:
Fuente:
La Jornada / Eduardo Murillo

Los abogados de Rosario Robles Berlanga presentaron un amparo en contra de la vinculación a proceso que se le dictó por ejercicio indebido del servicio público, y que la mantiene sujeta a prisión preventiva.

Julio Hernández Barros, defensor de la ex funcionaria, acusó a Felipe Delgadillo Padierna de comportarse como un juez de Estado, e insistió en señalar su parentesco con la diputada Dolores Padierna como supuesta prueba de su parcialidad.

Afirmó que en su amparo reclaman ocho presuntas violaciones a los derechos constitucionales de su cliente, incluyendo un “efecto corruptor” y la posible falta de pruebas para justificar que permanezca en prisión durante su juicio.

La solicitud de amparo quedó radicada en el Juzgado Décimo de Distrito de Amparo en Materia Penal, pero aún no ha sido admitida a trámite.

Hernández Barros sostuvo que Rosario Robles se encuentra con su salud minada por su estancia en prisión, la cual dijo, le ha provocado problemas de presión.