Lugar:
Fuente:
El Financiero

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó este miércoles que la autoproclamación de la senadora Jeanine Áñez como presidenta interina del país es una confirmación de que hubo golpe de Estado.

“Con esto totalmente se confirma el golpe de Estado. Ayer aparece autoproclamada, espero no equivocarme, pero no se respetó la Constitución. Una renuncia tiene que ser aprobada o rechazada, pero no hubo esa sesión”, indicó el exmandatario en una conferencia de prensa realizada en el Museo de la Ciudad de México.

La senadora Jeanine Áñez se declaró la tarde del martes presidenta interina de Bolivia con el fin de “pacificar el país”, luego de que la Asamblea Legislativa no lograra el quórum suficiente para sesionar.

La decisión tomada por Áñez se realizó en una sesión rápida sin respetar los protocolos de la Asamblea Legislativa.

Al respecto, Morales detalló que la Asamblea debía aprobar la renuncia que anunció el domingo para después discutir quién iba a asumir el poder.

“Ayer aparece sin respetar la Constitución, la señora senadora es segunda vicepresidenta del Senado, pueden inventar cualquier figura jurídica, pero no respetaron la Constitución”, reiteró.

El artículo 169 de la Constitución boliviana señala que en caso de “impedimento o ausencia definitiva”, el mandatario será reemplazado por el vicepresidente, y a falta de este, por el líder del Senado o el dirigente de los diputados, los que deberán llamar a elecciones “en un plazo máximo de 90 días” o tres meses.

Sin embargo, junto a Morales también renunció su vicepresidente, Álvaro García, la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, y el presidente de los diputados, Víctor Borda.