Lugar:
Fuente:
La Jornada / Elio Henríquez, corresponsal

Luego de afirmar que es “urgente la defensa de la vida humana, de los territorios de nuestros pueblos y de la tierra en una perspectiva claramente anticapitalista y antipatriarcal”, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el Congreso Nacional Indígena (CNI), el Concejo Indígena de Gobierno (CIG) y diversas redes, organizaciones y Colectivos de Resistencia y Rebeldía adheridos a la Sexta Nacional e Internacional convocaron a las jornadas en defensa del territorio y la madre tierra denominadas Samir somos todas y todos, que se llevarán a cabo el próximo mes.

En un comunicado explicaron que como parte de las actividades, el 20 de febrero se realizarán acciones “en México y el mundo en Defensa del Territorio y la Madre Tierra”.

Añadieron que el 21 de febrero se efectuará la “Marcha por Justicia para nuestro hermano Samir Flores Soberanes, para [email protected] [email protected], [email protected] [email protected], [email protected] [email protected] y en Defensa del Territorio y la Madre Tierra en la Ciudad de México”.

Para el 22 de febrero está programada una asamblea en Defensa del Territorio y la Madre Tierra, en el centro de la Comunidad de Amilcingo, municipio de Temoac, Morelos, a partir de las 10 horas”.

“Hoy más que nunca el capitalismo se crece sobre la guerra y el despojo de todas las formas de vida. Los malos gobiernos y las grandes empresas capitalistas, con nombre y apellido cada uno de ellos, pretenden invisibilizar nuestras luchas en defensa del territorio y la madre tierra”, manifestaron.

Subrayaron que “el capitalismo, en su actual etapa neoliberal, asume formas cada vez más monstruosas, declarando una franca guerra en contra de la humanidad y en contra de la tierra, nuestra madre”.

Aseguraron que “el actual desarrollo económico, basado a escala planetaria en la prominencia del capital financiero que domina pueblos, naciones y continentes enteros; apoyado en la gran industria militar y extractivista; creciéndose mediante guerras reales o ficticias, la profusión del crimen organizado, así como invasiones y golpes de Estado, está llevando, en su insaciable lógica de la acumulación y el consumo capitalistas, a un cambio climático irreversible y a un límite que pone en peligro las condiciones de la vida humana en el planeta”.

Además, abundaron las agrupaciones convocantes que participaron en el foro en defensa del territorio y la madre tierra realizado el 21 y 22 de diciembre pasado en el Caracol Jacinto Canek/Cideci-Unitierra, ubicado en San Cristóbal, que “el actual sistema, con su organización patriarcal heredada de sistemas y civilizaciones anteriores, pero, profundizada en los últimos siglos, se exhibe como un violento enemigo, no sólo de la humanidad, sino particularmente de las mujeres y de nuestra madre tierra”.