Lugar:
Fuente:
El Financiero

Era el año de 1975 cuando en Islandia, las mujeres decidieron no asistir al trabajo, no dedicarse a las labores del hogar y, en su lugar, tomar las calles de su país para exigir la igualdad.

Más del 90 por ciento de las ciudadanas se organizaron en lo que llamaron el “día libre de las mujeres”, de acuerdo con El País.

El 24 de octubre de 1975 fue un viernes largo para los padres, según BBC, bancos, fábricas y tiendas, así como escuelas y guarderías cerraron sus puertas y los padres tuvieron que hacerse cargo de sus hijos y llevarlos a sus trabajos,

El País narra que si bien la convocatoria al paro de labores fue hecha por una organización feminista, fue un comité de mujeres y representantes de partidos políticos quienes decidieron nombrar el paro como “día libre”, lo que dejó menos espacio para que empleadores despidieran a las participantes y allanó el camino para no asistir ese día, visto como un descanso.

Sin embargo, este no fue el único llamado a huelga de mujeres en la historia: el 3 de octubre de 2016, las polacas salieron a las calles llamando a huelga general en un evento que fue conocido como “lunes negro”. En Polonia estaba por discutirse la prohibición del aborto así como imponer penas de cárcel, de acuerdo con reportes de El País.

El mismo año pero del otro lado del mundo, en Argentina, las mujeres anunciaron un paro nacional tras el asesinato de Lucía Pérez, una adolescente de 16 años violada y asesinada en Mar del Plata, de acuerdo con El Clarín.

Según este medio, bajo los lemas #NosotrasParamos y #NiUnaMenos, las argentinas pidieron a las mujeres parar sus actividades durante una hora específica del día el 19 de octubre.

Además, en 2017 y 2018 organizaciones feministas en el mundo (de al menos 170 países, señala el medio español) convocaron a paros o huelgas los días 8 de marzo, cuando se conmemora el Día Internacional de la Mujer.