Lugar:
Fuente:
Reforma/Joani cruz

 

Renato Ibarra, volante del América, ingresó este sábado, aproximadamente a las 18:50 horas, al Reclusorio Norte, tras ser acusado el pasado jueves, junto con otras cuatro personas, de violencia familiar agravada contra su esposa Lucely Estefanía Chalá García y Ana Karen Chalá García, esta última cuñada de Ibarra.

Luego de pasar 48 horas detenido en la Coordinación Territorial Tlalpan 2-3 y no llegar a un acuerdo con las partes afectadas, el futbolista ecuatoriano fue trasladado junto con otros dos varones implicados también en el caso, en una camioneta Suburban de color blanco, con placas N95-BFR, a las instalaciones del Reclusorio Preventivo Varonil Norte, donde pasarán la noche y el domingo por la mañana tendrán su primera audiencia, a la espera de resolver su situación, de acuerdo con Renato Chávez, abogado de Lucely y Ana Karen Chalá García.

“Lo van a trasladar (a Renato) al Reclusorio Norte por la imputación que se les investigó. Su situación en el Ministerio Publicó ya se resolvió, que es dentro de las 48 horas, ahora fue puesto a disposición de un juez de control, que ahí es donde se resolverá su situación.

“Todavía no sabemos si habrá arreglo entre todas las partes, eso se ventilará mañana cuando exista un acercamiento entre todas las partes”, dijo Renato Chávez a las afueras del Ministerio Público.