Lugar:
Fuente:
EFE/Milenio

Desde hace 50 años, el foro económico celebra su reunión en enero, pero por primera vez se desarrollará en mayo ante la pandemia del coronavirus.

El Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), encargado del encuentro entre líderes cada mes de enero en Davos, Suiza, adelantó que la edición del próximo año se traslada debido a Lucerna-Burgenstock,

también en el país centroeuropeo, del 18 al 21 de mayo, esto debido a la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, que causa la enfermedad covid-19.

Burgenstock, a semejanza de Davos, es un complejo turístico de lujo, en este caso situado en una montaña a orillas del lago Lucerna, cerca de la ciudad homónima.

Los organizadores advirtieron que el encuentro “se celebrará siempre que se pueda garantizar la salud y seguridad de los participantes y la comunidad anfitriona”, a la luz de la actual pandemia.

El lema del próximo año en el foro será “El Gran Reinicio”, ya que los diálogos girarán en torno a la recuperación económica mundial en la era post-covid-19, en aras de “la construcción de una sociedad más cohesionada y sostenible”, según un comunicado de la organización.

La cita de mayo combinará conferencias presenciales con otras telemáticas a través de internet, con la idea de conectarse con 400 puntos de todo el mundo para dialogar especialmente con jóvenes emprendedores.

A finales del próximo mes de enero, época habitual desde hace medio siglo para el foro económico, se celebrarán unos “Diálogos de Davos” que, de forma enteramente digital, reunirán a líderes globales para intercambiar puntos de vista sobre la actual situación mundial.

La organización expresó su esperanza en que en el año 2022 el encuentro anual de líderes pueda regresar a Davos.

MRA

Foto de Shuterstock.