Lugar:
Fuente:
EFE/Milenio

El líder del Senado de Haití asumirá la presidencia, mientras que el primer ministro Claude Joseph no podrá ejercer ninguna función debido a cuestiones legales.

El primer ministro Claude Joseph no asumirá el cargo debido a que había sido efectiva sus salida días antes del asesinato de Moise. (AP).

El Senado haitiano designó como presidente provisional de la República a Joseph Lambert, actual titular de la cámara alta, y niega la autoridad del primer ministro interino, Claude Joseph, quien está en el poder desde el asesinato de Jovenel Moïse con el apoyo de la ONU y Estados Unidos.

La resolución, firmada por ocho de los diez senadores que siguen en activo, considera que Claude Joseph fue cesado el pasado lunes de su cargo, en el último decreto firmado por Moïse antes de su asesinato el miércoles, según confirmó Lambert.

Según la resolución, Lambert asumirá la jefatura del Estado hasta el 7 de febrero de 2022, fecha en la que concluye el mandato de Moise, y su primera labor será formar “un gobierno de entente nacional” con la misión de organizar las elecciones.

En un plazo de quince días tras la investidura, se formará un consejo electoral encargado de realizar la convocatoria de las elecciones, convocatoria que se realizaría en la última semana de julio.

“El restablecimiento de la seguridad y la celebración de elecciones creíbles en el plazo más breve razonable son las dos prioridades del gobierno provisional”, afirma el documento.
En sus considerandos, la resolución afirma que Claude Joseph no puede ejercer las funciones de primer ministro desde que el pasado lunes el presidente Moïse nombró por decreto a Ariel Henry para ese cargo, pero este último no llegó a ser investido antes de la muerte del mandatario.

Tras el magnicidio, Joseph se puso al frente del gobierno, arropado por la Policía y el Ejército, y ha recibido el apoyo explícito de la ONU, de Estados Unidos y de otros países para ejercer esas funciones.

El primer ministro interino ha asegurado que pretende mantener el calendario electoral previsto antes de la muerte de Moïse, que contempla la celebración de elecciones presidenciales y legislativas, además de un referéndum para aprobar una nueva Constitución, el 26 de septiembre.

El Senado es el único órgano del país que cuenta con cargos electos, pero desde enero de 2020 esta cámara legislativa no está facultada para tomar decisiones por falta de quórum.

La Cámara de los Diputados y dos tercios del Senado deberían de haber sido renovados en 2019, pero las elecciones fueron aplazadas por la inestabilidad política que vivía entonces el país, lo que condujo a la clausura del legislativo.