Estamos hablando de finales de los años 70, acababa de llegar a estudiar a la ciudad de México para estudiar la profesional. Fue entonces cuando escuché por primera vez esas dos voces que me impactaron para siempre, las del uruguayo Alfredo Zitarrosa –así, sin segundo apellido- y la del argentino Atahualpa Yupanqui. Era una época en la que se escuchaba mucho folclor latinoamericano en las escuelas de educación superior de México, sobre todo en la capital y en el centro de la República. Víctor Jara, Mercedes Sosa, Los chalchaleros, Óscar Chávez, Daniel Viglietti e Inti illimani, dominaban la escena en los auditorios de las facultades de la UNAM, UAM y el Politécnico, y en la CDMX había muy buenas peñas en donde se tomaba vino al ritmo de esta música. A Zitarrosa y a Yupanqui los consideraba otra cosa, al igual que a Mercedes Sosa. El pasado 23 de mayo se cumplieron 30 años de la desaparición física del “último indio” argentino, Atahualpa Yupanqui, que en realidad se llamaba Héctor Roberto Chavero y que tampoco era un indígena puro. Su padre era un mestizo de sangre quechua, pero su madre era criolla de origen vasco, o sea, una parte de sus ancestros, como casi todos los argentinos, son “hijos de los barcos”. Pero Atahualpa exaltaba su origen indígena en su música, con ese toque inconfundible de los gauchos argentinos, amantes de los asados, del vino y del mate. La primera vez que escuché ‘Los ejes de mi carreta’ me quedé prendado de la música de Atahualpa, y hoy todavía de vez en cuando la escucho saboreando un buen tinto Garnatxa (garnacha y/o grenache) para sentirme un gaucho y pensar en la inmensidad de la pampa argentina: Porque no engraso los ejes/me llaman abandonao/si a mí me gusta que suenen/pa' que los quiero engrasar… Lo escribiò Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

La década del sesenta en los Estados Unidos fueron años muy difíciles. En 1963 asesinaron a John F. Kennedy, el magnicidio lo cometió, según la historia oficial, un fanático pro comunista Lee Harvey Oswald. En 1965 murió otro activista pro derechos de los afroamericanos, Malcolm X (El-Hajj Malik El-Shabazz), y en 1968, con tan solo unos meses de diferencia, dos crímenes cimbraron al país y lo dejaron profundamente herido, en abril fue muerto por arma de fuego el pastor bautista Martin Luther King, también defensor de los derechos civiles de la población de color estadounidense y, poco después, Robert Francis Kennedy (Bobby), que estaba en pos de la nominación del partido demócrata a la presidencia de los EUA. Mientras tanto en el mes de octubre, con una diferencia de tan solo 10 días, en México explotaba el movimiento estudiantil del 2 de octubre y la inauguración de los XIX Juegos Olímpicos de 1968. Con todo, los juegos se desarrollaron en medio de una relativa calma, hasta que el 16 de octubre en la ceremonia de premiación de la competición de los 200 metros planos, los atletas estadounidenses Tommie Smith y John Carlos, que a la postre habían obtenido las medallas de oro y plata, respectivamente, a la hora en que se entonaba el himno nacional de su país, levantaron cada quien el puño derecho e izquierdo portando un guante de piel de color negro, con la cabeza baja en señal de luto y otros aditamentos corporales en señal de protesta por la segregación racial que se vivía en su país y, por supuesto, en señal de luto también por el asesinato de Martin Luther King. La imagen de ambos deportistas dio la vuelta al mundo y fue como la bandera (el símbolo) de algo que se conoció como el ‘Black Power’ (Poder Negro). Duras imágenes, ¡durísimas instantáneas! que han quedado grabadas en la serie iconográfica de la memoria histórica del siglo XX. Foto de Wikipedia.. Lo escribió Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

1) "Necesaria la experiencia para saber cualquier cosa. 2) No hay nadie tan humilde, que no tenga para dañar. 3) Reino en lugar ajeno no está seguro. 4) Para bien obrar, el que da debe olvidarlo luego, y el que lo recibe, nunca. 5) Los demasiados frutos no llegan a madurar. 6) Sé útil primero a los demàs, si quieres ser útil a ti mismo. 7) Muy pocos aciertan antes de errar. 8) La ambición por la honra nunca mira obstáculos. 9) Feliz quien desprecia la fortuna. 10) Las buenas costumbres se conforman unas con otras, y por eso duran. 11) Lo que de raìz se aprende, nunca del todo se olvida. 12) Obedecer a Dios es libertad". Las enviò Jessed del Angel Merlasca.

"Dulce como el arroyo somnoliento.. Mansa como la lluvia distraída.. pura como la rosa florecida.. Y próxima y lejana como el viento.. Esta mujer que siente lo que siento.. Y está sangrando de mi propia herida.. Tiene la forma justa de mi vida.. Y la medida de mi pensamiento... Cuando me quejo es ella mi querella.. Y cuando callo mi silencio es ella.. Y cuando canto es ella mi canción... Cuando confío es ella la confianza.. Y cuando espero es ella la esperanza.. Y cuando vivo es ella el corazón".. Es de la autoría del poeta argentino Francisco Luis Bernández y nos lo envió el Arq. Mario Méndez Acosta. Foto de "Poeticous".

Ventana de la puerta cerrada. En lugar de asomarse y recargar sus codos para soltar los endebles hilos del papalote de la imaginación hacia la neblina del cielo, volteó a mirar hacia dentro de la casa, para ver lo que tenía hasta donde la vista alcanzara. Lo que más quería lo tocaba con sólo estirar el brazo y alargar la mano. Cada cosa estaba en un lugar apropiado. La chimenea lucía repleta de leños, la alfombra roja se estiraba impecable, blancos canarios gorjeando bajo la sombra del balcón, la reproducción de una pintura de La última cena colgada en el comedor, los platos y platones del inolvidable viaje de su luna de miel por Europa, un reloj suizo que daba cada hora con alaridos de pájaro acosado por cazadores insolentes. También, la colección de esculturas de su exótico viaje al África agreste: senos de flotante ébano, glúteos derretidos en cera negra, pubis encrespados, rizos de borregos hirsutos en abundantes cabelleras, penes colgantes relucientes, testículos de nueces otoñales. Volteó la mirada hacia su derecha, la avergonzaron las arañas que anidaban en las altas vigas de cedro y que tejían translúcidas redes. A su lado izquierdo aparecía un enorme lugar para la nostalgia, entre los cuadros de graduaciones escolares colgaban vistosas fotografías: cuando la abuela salió del hospital, el último parto de la hermana, el paseo en un viejo tranvía y el chapuzón en la alberca. Sobre su cabeza giraba como un helicóptero endemoniado el viejo ventilador de techo de apolilladas aspas de mimbre. A las seis y media de la tarde, cuando su esposo tocó la puerta después de un arduo día de trabajo, se levantó de la mecedora, se encaminó a la entrada y se detuvo. Ella ya no quiso abrir; para qué, si todo lo que había reunido a lo largo de su vida estaba adentro. Las cosas más amadas estaban allí, cerca de ella. Esa noche la puerta había quedado cerrada para siempre.     Manuel Antonio Santiago. Foto de Víctor León.      

1 "Recuerda siempre que eres único, exactamente igual que todos los demás". 2) "La naturaleza humana es frágil y llena de miserables pasiones. una sola de estas pasiones es grande y bella; el amor": George Sand. 3) "Para aprender a escoger bien a los ministros, no olvidéis jamás que sois responsable de su conducta". Isócrates. 4) "Habla solamente cuando tu palabra tenga mayor valor que tu silencio": Sentencia clásica. 5) "No soy un hombre que sabe. He sido un hombre que busca y lo soy aún". Herman Hesse. 6) "La libertad es el mejor de los bienes, y si no es para todos, no es libertad". Cicerón. 7) "Cuando hacemos un bien, nuestra íntima satisfacción ya es una recompensa". 8) "El valor de un espíritu se mide por su capacidad para soportar la verdad". Nietzche.. Foto de "Muy interesante"

"Tener 60 años es tener dos veces 30 años, es entonces reconocer la densidad y riqueza del ayer, y lo frágil del mañana; es estar dispuesta a vivir intensamente la década que se abre, es ya no posponer los sueños y hacerlos realidad en la medida de lo posible. Tener 60 años es por fin saber quiénes son tus verdaderos amigos y amigas. Tener 60 años es burlarse de todas las dietas de las revistas femeninas. Tener 60 años es conversar con la soledad y nunca sentirse sola con ella. Tener 60 años es ya no pedirle permiso a nadie para cumplir un viejo sueño. Tener 60 años es asombrarse de lo que ha logrado con sus hijos o con sus hijas que ya están en la década de los 30. Tener 60 años es entender el misterio de la vida. Hoy, doy la bienvenida a mis recién inaugurados 60 años". Es parte de lo que escribió en Colombia Mirta Núñez.. "Adolescentes a los 60, crecimos escuchando a los Beatles, bailando twist, admirando a los hippies, protestando la guerra de Vietnam, dibujando en todas el símbolo de la paz, vistiendo pantalones campanas y minifaldas y demandando "paz y amor", agregan en "Escribiendo en voz alta".

 
Se va pero se queda este grande entre nosotros.. El 2 de diciembre de 2021, el cantautor catalán Joan Manuel Serrat Teresa (Barcelona, 27 de diciembre de 1943) anunció su retiro definitivo de los escenarios. Esto se dará después de una gira mundial de despedida. A propósito de ello, quisiera comentar brevemente sobre este gran artista al que he admirado de toda la vida. En realidad ya empecé a escuchar tarde a Serrat, ha de haber sido en la preparatoria. Digamos que a partir de mediados de los 70. La primera canción que recuerdo de él fue Penélope (1969). Cómo no acordarme de aquella estrofa que dice "... Pobre infeliz / se paró tu reloj infantil / una tarde plomiza de abril / cuando se fue tu amante... Impresionante poética, porque Serrat más que cantante es un gran poeta. Y de ahí me vino el gusto por otras canciones inmortales: Mediterráneo (A tus atardeceres rojos
se acostumbraron mis ojos
como el recodo al camino,
soy cantor, soy embustero,
me gusta el juego y el vino,
tengo alma de marinero.), Caminante no hay camino, Aquellas pequeñas cosas (que también cantaba Mercedes Sosa de manera grandiosa), Esos locos bajitos (Niño, deja ya de joder con la pelota, niño, que eso no se dice, que eso no se hace, que eso no se toca), y así podría hablar de cuando menos 10 canciones más del barcelonés muy entrañables para este escribiente. De Serrat admiro todo: su catalanismo sin renunciar a España, su gran dignidad para representar a Cataluña y a España, su talento para componer piezas entrañables y tiernas. Confieso que me duele mucho su retiro, pero entiendo que todo tiene un principio y un fin, lo entiendo, sin embargo se va ir de los escenarios pero su música y sus letras van a estar ahí, inolvidables, inmarcesibles, inmortales, generosas y eternas. Lo vamos a extrañar catalán en verdad.  Foto de ABC.es. Lo escribió Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

El 6 de enero de 2022 murió una de las más grandes estrellas del mundo cinematográfico de la historia, me refiero a Sidney Poitier (Miami, Fla., 20 de febrero de 1927). Gracias a este actor negro y a su seria, poderosa y carismática presencia en el cine, empezó mi romance con el séptimo arte a muy temprana edad, ese cine de calidad que despierta emociones y produce sensaciones de alegría. Supe por primera vez del gran Sidney por 'Al maestro con cariño', 1967 (To Sir with Love), que en México se estrenó ese mismo año, pero que a las pantallas del pueblo habrá llegado uno o dos años después. De factura británica, la cinta plantea una serie de situaciones que se dan en una escuela preparatoria de un populoso barrio londinense, cuando rompe con la normalidad del plantel un profesor negro para dar clases sufriendo al principio el rechazo de los estudiantes. Por supuesto que no pienso hacer una reseña, pero sin temor a equivocarme, es una de las cintas más entrañables que este escribiente vio en la infancia. Además de ser una gran historia, espléndidamente dirigida y actuada, cuenta con una canción que, muchos años después, sigue perdurando en la memoria. Probablemente es uno de los grandes temas musicales de la historia cinematográfica. Poitier escribió su nombre en la historia del celuloide al ser el primer actor de color en ganar el Oscar al Mejor Actor en 1963 por 'Los lirios del valle'. En 2002 la Academia del Cine le otorgó un Oscar honorífico. Para concluir este Carrusel, mencionaré que Poitier también actuó en una de mis películas favoritas de antaño, '¿Sabes quién viene a cenar?' (1967), del multipremiado Stanley Kramer, con las coactuaciones de Spencer Tracy, Katharine Hepburn y Katharine Houghton en los roles principales. Si no la ha visto, búsquela, seguramente la podrá encontrar en alguna plataforma digital, es una comedia simplemente deliciosa. Foto de "El Mundo", Lo escribió Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

1) "El poder es igual a la debilidad de los demás multiplicada por su cantidad". 2) "Toda oposición no necesariamente quiere el cambio, quiere el poder". 3) "Un privilegio del que suelen gozar los poderosos es que toda la información que reciben es para hacerlos sentir bien". 4) "Tratándose del poder todas las apuestas cuentan, la única que vale es la que acierta". 5) "En el camino del poder estás perdido si sólo piensas en lo que ambicionas. Una distracción nunca te vendrá mal". 6) "Lo que diferencia a un partidario de un simpatizante es que mientras aquél exige, éste sólo espera". 7) "En el camino al poder hay rectas, columpios, curvas, puentes... y, claro, los percances a que todo viaje está expuesto". 8) "En asuntos del poder nada aprendes, todo lo vas descubriendo". 9) "El peor crítico es aquel que le dice al del poder exactamente lo que quiere oír". 10) "Querer el poder no es suficiente; vale saber para qué se quiere". 11) "En cuestiones de lucha por el poder nunca hay términos medios; hay medios".