"Si me alejo de ti.. es porque he comprendido.. que soy la nube gris que nubla tu camino.. Me voy para dejar que cambie tu destino.. que seas muy feliz mientras yo busco olvido.. Y otra vez volveré a ser.. el eterno trovador.. que va en busca del amor.. del amor de una mujer.. Se perdió el celaje azul.. donde brilla la ilusión.. vuelve la desolación, vivo sin luz.. Si me alejo de ti.. es porque yo quisiera.. que seas muy feliz aún cuando mi amor se fuera.. Me voy sin perturbar tus sueños tan queridos.. me voy ya con el pesar de no ser comprendido.. Y otra vez volveré a ser...".

1) En el sexenio de Rafael Hernández Ochoa, durante una reunión social, el gobernador "amenazó" a dos de sus cercanos colaboradores; "si no se casan de aquí a seis meses... los ceso". Antes de ese plazo, el Tesorero General del Estado RMP, y el Director General de Educación Popular GZM, contrajeron nupcias. Quien casó a ambos fue el entonces alcalde de Xalapa, Rubén Pabello Rojas. 2) El ex-diputado federal, ex-alcalde y ex-Director de Catastro estatal, Domingo Yorio Saqui, es quien cuenta con la mejor colecciòn de mùsica de salsa en la entidad. 3) Rafael Ortiz Castañeda y Ernesto Aguilar Yarmuch laboraron con Dante Delgado Rannauro cuando éste se desempeñó como embajador de México en Italia.

1) Hará unos 21 años, el Director de "Punto y Aparte", Benjamín Domínguez Olmos, tuvo un ofrecimiento para ser candidato a la alcaldía de Coatepec, pero no la aceptó porque adujo entre otras razones: "no me gusta darle dinero a los periodistas".  2) "El Messi de las Relaciones Públicas" Jesús Corichi, en las semanas por venir se estrenará como columnista político. Información, la tiene. 3) Antes que Vicente Espino Jara y Pepe Zaydén Domínguez, fueron Cronistas de la Ciudad de Xalapa: Rubén Pabello Acosta, David Ramìrez Lavoignet, Humberto Frutis, Gustavo Rodríguez y Sáinz, y Rubén Bouchez.

1) "Adelántate a tus hermanos en el amor; no esperes a ser amado, ama primero. Da el primer paso. 2) Aunque nos gusta que se digan cosas bonitas de nosotros hay que tener cuidado (...) Despójate de toda pretensión e ilusión efímera y ve a lo esencial, a lo que te promete vida, a lo que te da dignidad (...) No le tengas miedo a la humildad. 3) Hoy se nos dice que cuanto más alta tienes la nariz, más importante eres. Hoy se nos dice que cuando más vanidoso aparezcas, vas a tener más fuerza. No, no va por ahí la cosa. Sé modesto (...), escucha, convive. Reconoce tu dignidad y la de los demás. Ama y déjate amar. 4) El acusarse a uno mismo es siempre un acto de humillación que conduce a la humildad. Y cuando uno opta por ese camino, opta por la lucha y por el triunfo".

Hace poco se publicó un retablo fascinante en el diario español El País (5 de mayo), sobre una serie de retratos de Marcelo del Pozo que hizo este fotógrafo sobre el diestro José Antonio Morante Camacho (La Puebla, Sevilla, 3 de septiembre de 1988). Llama la atención un pasaje de él que autorretrata de singular manera a este hombre que parece sacado de una pintura de Goya, mismo que pongo a su consideración, disculpándome de antemano con mis amigos y amigas antitéticos al arte de Cúchares. Dice así El País: “Fuma un habano porque es su costumbre. Y porque la combustión del tabaco, la ceniza, identifican la antiquísima liturgia del fuego y la catarsis. ‘Me ayuda a relajarme el puro’, confiesa. ‘Me gusta el tacto, el sabor, la estética. Me envuelve la humareda. Me distrae. Y hasta me marea. Por eso tengo que tener cuidado. Y me acompaño de una bebida azucarada. El puro me hace compañía’. Capital reflexión de este gitano conocido como Morante de la Puebla, y viene al caso recordar que, en 'Mi último suspiro', la autobiografía autorizada de Luis Buñuel, hay un pasaje memorable similar a la descripción que hace Morante de eso que algunos antes llamaban "el arte de fumar". Como Morante, Buñuel era un fumador empedernido, decía el aragonés que no hubiera tenido la misma sensación al fumar si hubiera sido ciego, y es que el cineasta aragonés gustaba de ver el humo del cigarrillo, la ceniza y cómo se iba consumiendo el tabaco poco a poco entre sus dedos hasta que se apagaba el pitillo. ¿Usted qué opina?. Lo escribe Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

Cuentan quienes tienen amigos de "70 y Más", que estas personas, con los años, se vuelven demasiado sensibles. Sensibles a las críticas, las cuales, con la experiencia que tienen, les resultan inaceptables, y les causan mucho enojo. Sensibles a "recibir flores"; en este caso el reconocimiento a su trayectoria, a sus conocimientos o a las realizaciones de un trabajo actual, les despierta un sentimiento de felicidad. Sensibles a lo que consideran fallas en la conducta de amigos, que les provoca gran desencanto. Sensibles al disfrute de las cosas buenas, aunque sencillas, de la vida, que les hacen sentir bien cada día que se presentan. Muy preocupones, por situaciones problemáticas de la vida diaria, a diferencia de una juventud en la que no se tenía plena conciencia de muchas cosas. Una etapa de la vida de los humanos, en que lo bueno se disfruta mucho, y lo malo afecta demasiado. Pero una bella etapa, sin duda, con la adecuada valoración de las personas y de las cosas. Lo escribe Felipe Hakim Simón, directivo de este Portal.

¿92 años, es muy pronto para morir?, no lo sé, no estoy tan seguro y además no soy poseedor de una bola mágica como para adivinar lo que pudo haber pasado con su vida, pero si no se hubiera tomado el frasco de barbitúricos (sedantes) aquel trágico día 5 de agosto de 1962, Norma Jeane Baker, mejor conocida como Marilyn Monroe, es probable que en unos días estuviera celebrando su 92 aniversario de vida en alguna muy picuda estancia para adultos mayores de California, no sé, en la zona de Bel Air tal vez. Marilyn Monroe, la actriz de cabellos rubios platinados fue una de mis grandes inspiraciones en mis ya muy lejanas mocedades a principios de los años 70. Marilyn, junto a Raquel Welch (inolvidable en su papel de una cavernícola enfrentando a bestias primitivas en ‘Un millón de años antes de Cristo’ de 1966), Sofía Loren y la británica Joan Collins, más las mexicanas Fanny Cano, Elvira Quintana, Ana Bertha Lepe, Ana Luisa Peluffo, Lilia Prado (preciosa en ‘La ilusión viaja en tranvía’ de Luis Buñuel, esa imagen en donde enseñaba un poco más arriba de la rodilla ¡ay nanita!, era más que suficiente para echar la imaginación a andar) y la argentina Rosita Quintana (igual, sus hombros descubiertos en ‘Susana, carne y demonio’ también de Buñuel eran un regalo a la vista de un inocente puberto), eran los máximos referentes sexuales de cualquier chamaco como yo en aquellos años. Pero con Marilyn era otra cosa, como decía la conseja popular de que “los caballeros las prefieren rubias”, Marilyn… ¡Marilyn es Marilyn!, pero ella tenía un ingrediente aparte que hacía que su vida fuera como de novela misma, fue pareja del gran ‘Clipper’ Joe DiMaggio, la leyenda de los mulos de Manhattan, el de los 56 partidos seguidos dando cuando menos un hit, un héroe norteamericano y, por supuesto, sus amoríos con John y Robert Kennedy, y su matrimonio con el dramaturgo Arthur Miller. He visto pocas películas de Marilyn, a lo sumo tres, pero la que más recuerdo es ‘Una Eva y dos Adanes’ con Jack Lemmon y Tony Curtis, que es una gran comedia, hilarante, de hecho por esa película según recuerdo Curtis ganó un Oscar a Mejor Actor de Reparto. Por cierto que Rosita Quintana en este año también cumple 92 años, por lo que no hubiera sido raro que Marilyn también los hubiera estado festejando hoy si no se le hubieran atravesado unos sedantes, aunque hay una versión de que en realidad Marilyn fue asesinada por la mafia al mando del capo Sam Giancana. Lo escribió Marco Aurelio Gonzàlez Gama, directivo de este Portal.

Parece increíble que hasta en la élite mundial de los perfumes y las lociones también aparezcan los nipones. Y es que estamos acostumbrados a escuchar nombres del Sol Naciente en marcas de autos, cámaras fotográficas, equipos de sonido y son dominantes incluso hasta en deportes, como es el caso del béisbol, en donde tienen verdaderos gigantes para el rey de los deportes triunfando en el Gran Circo. ¿Pero ahora también en un mercado claramente dominado a lo largo de los años por marcas francesas? Increíble, pero cierto. Con los japoneses se refrenda aquello de que el que es perico en donde quiera es verde. El País incorpora a esta exclusiva lista a L’eau D’Issey (El agua de Issey), que es el nombre de pila del diseñador japonés Issey Miyake, que además de por su oficio, es muy conocido por su afición por la escultura y la tecnología. Issey también tiene su versión olfativa en un aroma muy fresco, la que está catalogada como “muy acuática y muy amaderada, como un día de verano en una isla remota”. Casi nada. Hizo su aparición en 1994, y se dice de él que “es un perfume complejo, con toques vetiver (planta gramínea originaria de la India cuya raíz aromática se emplea para perfumar la ropa y preservarla de la polilla), sándalo, cedro, ámbar y tabaco, salida de cilantro, ciprés, mandarina, estragón, salvia, bergamota, y lima ácida y calone, y un componente central de nuez moscada, geranio y azafrán, entre otros”. Hay lociones sofisticadas, esta agua de Issey es extravagante. Dice Karla Russell con toda razón que “… un hombre puede no agradar por sus modos, pero si huele bien se gana un buenos días”, palabra de mujer, creo que las damas son las mejores juezas para calificar un buen perfume masculino. Confieso que no conozco esta loción, pero suena bastante tentadora la descripción de El País. Lo publica Marco Aurelio Gonzàlez Gama, directivo de este Portal.

El siguiente en la lista de “Los cinco mejores perfumes para hombre” de El País es Opium Pour Homme de Ives Saint Laurent. Lo describe sencillamente como un “…escándalo. No es una exageración. Desde su lanzamiento en versión femenina (1977) y masculina (1995) ha llegado a ser prohibida en algunos países, como Arabia Saudí, porque sus autoridades consideran que su nombre incita al consumo de estupefacientes”. Bueno, yo creo que no es para tanto, pero sí, efectivamente, es un aroma en exceso sofisticado. Hay apenas una delgadísima línea entre lo que puede ser un aroma masculino de un femenino. Tiene una carga sexista definitivamente, remite al delirio y a los sueños. Es la única fragancia para la que David Lynch, el afamado cineasta británico se ha alquilado para rodar un anuncio. Es una loción con toques orientales, no necesariamente chinos o nipones, más bien como hindúes, pachulescos, a incienso, algo de mirra y cosas parecidas, lo que hace muy intenso, inconfundible y contundente. El fijador como la riqueza de las substancias (anís, vainilla, maderas y grosella) con las que se elabora hacen que se pueda oler sobre la piel horas después de haberse aplicado. Es uno de esos aromas que incluso los que no son expertos en perfume pueden identificar de forma instintiva. Se recomienda usarlo en invierno, es muy cálido y seductor casi hasta el arrebato. Definitivamente no es discreto, con mucha personalidad. Está en el mercado desde 1995. Su imagen era Rupert Everett, con una bata de seda púrpura muy sugestiva, tumbado sobre una cama de plástico roja, la cámara daba vueltas, provocando una sensación de vértigo, mientras el actor se acariciaba la piel. Un último comentario, si usted distinguido caballero no es de los que usa habitualmente camisas de seda y pantalones de lino, algodón egipcio y/o de kashmir mínimo Ermenegildo Zegna, por favor absténgase de usar Opium, más si es dado a usar pantalones roídos de mezclilla deslavados y camisetas underwear. ¿Usted qué opina?

Comer en Xalapa en el restaurante del "Casino Español" es una grata experiencia. Propiedad de los socios del casino, bien administrado por don Clemente Carvallal y con excelentes meseros, cuenta con un menú muy variado y sabroso, destacando la sopa de lentejas, el robalo a la cazuela o a las finas hierbas, los taquitos de arrachera y los postres. Los domingos es común ver ahí a familias de gran arraigo en la ciudad. Y cuenta con comensales frecuentes como Enrique Levet Gorozpe, Francisco Saucedo, Donato Flores Soto, los periodistas Renè Valdivia Guzmàn, Orlando Garcìa Ortiz y Luis Ramìrez Baqueiro, el escritor Mario Muñoz y varios contadores pùblicos, entre ellos Raùl Gòmez Rìos, Clarita Mora, Elsa Acosta, Francisco Rangel, Carlos Hernández, Porfirio Jiménez y Timoteo Aldana, entre otros.
Página 20 de 75« Primera...10...1819202122...304050...Última »