"En política, algo muy importante es la discreción. Su contrario, la lengua suelta, es veneno puro. No hay funcionario público moderado, eficiente, si tiene diarrea en la boca. Es mejor tener un zipper entre los dientes que una pecera llena de cangrejos que quieren caminar para allá y para acá. Los hombres, los varones no deben andar en chismes ni chistoretes. Los huevos los deben traer bien amarraditos. Sentir aquello bien fajado en el bajo vientre es tinte de caballero y exigencia de un funcionario público". Se lo dijo el entonces Secretario de Gobernación, Enrique Olivares Santana, al autor de libro: "Nada como el Poder", Raúl Cremoux, al entrar éste a laborar a esa dependencia.

"Cuando usted salga de esta oficina tendrá en sus manos las muescas de la llave que abre todas las puertas del sistema político mexicano. Anote, son cuatro: dos comienzan con P y dos comienzan con D. Bien, los primeros son dos valores que siempre debe usted hacerlo suyos y admirar, pues siempre se escriben con mayúsculas: Paciencia y Prudencia. Anote por favor y repítamelo. Tome ahora nota de las otras dos normas que empiezan con D. También acostúmbrese a escribirlas con mayúsculas. Son Disciplina y Discreción. -¿Y qué me dice, profesor, de la creatividad, del talento, la eficiencia, el conocimiento, elementos indispensables que...? - No se desvíe. Esos son improntos de la juventud. Lo básico es lo que le estoy diciendo", respondió el entonces Secretario de Gobernación.. Y suerte en su nuevo cargo". Lo escribió el aludido, Raúl Cremoux en su libro "Nada como el Poder".

A la que pasa. "La avenida estridente en torno de mí aullaba.. Alta, esbelta, de luto, en pena majestuosa.. Pasó aquella muchacha, con su mano fastuosa.. Casi apartó las puntas del velo que llevaba... Agil y ennnoblecida por sus piernas de diosa.. Me hizo beber crispado, en un gesto demente.. En sus ojos el cielo y el huracán latente.. El dulzor que fascina y el placer que destroza... Relámpago en tinieblas, fugitiva belleza.. Por tu brusca mirada me siento renacido.. ¿Volveré acaso a verte? ¿Serás eterno olvido?... ¿Jamás, lejos, mañana? pregunto con tristeza.. Nunca estaremos juntos. Ignoro a dónde irías.. Sé que te hubiera amado. Tú también lo sabes". El vino de los amantes. ¡Hoy es espléndido el espacio!.. Sin freno, ni espuelas, ni brida.. Partamos a lomos del vino.. hacia un cielo divino y mágico... Cual dos ángeles torturados.. por implacable calentura.. En el cristal azul del alba.. sigamos tras el espejismo... Balanceándonos sobre el ala.. del torbellino inteligente.. En un delirio paralelo... Hermana, navegando juntos.. Huiremos sin reposo o tregua.. Al paraíso de mis sueños".

1) "Mi fea, eres una castaña despeinada.. Mi bella, eres hermosa como el viento.. mi fea, de tu boca se pueden hacer dos.. Mi bella, son tus besos frescos como sandías... Mi fea, ¿dónde están escondidos tus senos'.. Son mínimos como dos copas de trigo.. Me gustaría verte dos lunas en el pecho.. Las gigantescas torres de tu soberanía... Mi fea, el mar no tiene tus uñas en su tienda.. Mi bella, flor a flor, estrella por estrella.. Ola por ola, amor, he contado tu cuerpo... Mi fea, te amo por tu cintura de oro.. Mi bella te amo por una arruga en tu frente.. Amor, te amo por clara y por oscura". 2) "Me falta tiempo para celebrar tus cabellos.. Uno por uno debo contarlos y alabarlos.. Otros amantes quieren vivir con ciertos ojos.. Yo sólo quiero ser tu peluquero... En Italia te bautizaron Medusa.. Por lo encrespada y alta luz de tu cabellera.. Yo te llamo chascona mía y enmarañada.. Mi corazón conoce las puertas de tu pelo.. Cuando tú te extravíes en tus propios cabellos.. No me olvides, acuérdate que te amo.. No me dejes perdido ir sin tu cabellera... Por el mundo sombrío de todos los caminos.. Que sólo tiene sombra, transitorios dolores.. Hasta que el sol sube a la torre de tu pelo".

En medio de esta madre de todas las tormentas que está provocando en China la epidemia del coronavirus, que de ser un problema de salud amenaza con trastocar la economía mundial, el panorama para México es bueno, por supuesto si se hacen bien las cosas. Para esto no hay que perder de vista el peso que tiene la economía del gigante asiático en relación a la del resto del mundo. Representa nada más el 18% del PIB del orbe. Y en medio de ese vendaval acaba de salir el reporte de las cifras del año 2019 del comercio entre los Estados Unidos y nuestro país. Este tipo de notas son de las que me gusta dar (a pesar de los pesares). De acuerdo con datos del Departamento de Comercio del vecino país, el año pasado la suma de exportaciones e importaciones entre ambos países alcanzó los ¡614,500 millones de dólares! Nuevo máximo histórico, con lo que México se ubicó como el principal socio comercial de EE UU. El país desplazó en el rubro a China y Canadá, los otros principales socios junto con nosotros de los gringos. Nada más chequen las cifras para que vean en qué liga jugamos. El mercado con México representó el 14.82% del total de comercio exterior de nuestro vecino, por arriba de Canadá, 14.77%; China, 13.5%; Japón, 5.3%; Alemania, 4.5%; Corea del Sur, 3.2%; Reino Unido, 3.2%; Francia 2.3%; India, 2.2% y Taiwán, 2%. El Gran Circo del comercio exterior mundial. Y, además, la balanza comercial nos fue favorable, les vendimos 358,126 MDD en contra de los 256,374 MDD que nos vendieron ellos. Es decir, un superávit de 101,751 MDD, ¡un mundo de dinero, y de manufacturas! Faltan las cifras de productos frescos y de las materias primas. Con información de El Financiero (5-02-2020). Lo publica Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

En los años 30 del siglo pasado, armado con una cámara "Pathé Baby" de 9.5 mm., el médico José Buil Belenguer filmó escenas de su familia y de la vida cotidiana en Papantla, Veracruz, donde él residía. Buena parte de esos materiales con sabor a vainilla y nostalgia los usaron su nieto, José Buil Ríos, y Marisa Sitach, para realizar la cinta documental "La línea paterna" (1995), una obra de arte incluida en el acervo fílmico del Museo de Arte Moderno de Nueva York y en la cineteca Nacional de México. Con el mismo afán de recobrar el tiempo, José Buil se afana ahora en la posproducción de la película "Los crímenes del Mar del Norte", escrita y dirigida por él mismo, que aborda los crímenes que cometió Goyo Cárdenas en la ciudad de México, en agosto y septiembre de 1942. Lo publicaron en "El Cultural", suplemento de "La Razón".. ¿Ya vieron el documental sobre su tierra Sergio Villa, Edmundo Martínez Zaleta, Domingo Yorio Saqui, Jaime Sastré Buil, Carlos Juan Islas y Daniel del Angel Pérez?

No tome a mal esta expresión, nada más es un coloquialismo para transmitir mi amor, mi debilidad, vamos, por este sagrado alimento, también popularmente conocido como blanquillo. No sé si ustedes, estimados lectores también padezcan esa debilidad, en mi caso lo traigo en mi ADN, seguro lo heredé de mi padre que, no obstante ser un consumado devorador del producto de gallina, solo unos cuantos meses lo separaron de vivir hasta los 90 años de edad. Desde que recuerdo, mi papá era feliz desayunando, comiendo y cenando huevos. Era tal su afición, que en los años 70 algunos de los huevos que se compraban en el mercado para la casa solían traer dos yemas, bueno, pues ese capricho de la naturaleza era suficiente para que los ojos le brillaran como si hubiera descubierto un tesoro. Lo mismo sucedía cuando una gallina de rancho era sacrificada por mi madre y al destazarla se encontraba con que venía cargada de lo que en ese entonces se llamaba “huevera”, a mi papá le encantaba el consomé rebosado de esas yemas en plena formación ‘huevuna’. Pese a la mala fama que le crearon, los mexicanos somos campeones mundiales en su consumo, nos comemos nada más 23.3 kilogramos en promedio de blanquillos al año, o sea aquello de que era uno de los causantes del colesterol en el ser humano nos tiene sin cuidado. No solo en México sino en el mundo entero ha recuperado su estatus como el ingrediente cardinal de numerosos guisos de los cuales un servidor es devoto: tortilla española, tortilla a la mexicana, tortilla francesa, tortilla de mariscos, omelette, frittata (italiana), rotos, estrellados, fritos revueltos tiernos, motuleños, en salsa, con frijoles, divorciados, rancheros, a la mexicana, tirados, a la albañil, cocido, pasado por agua, con arroz, preferentemente rojo; en capeados, en sopa china, cocido con yema líquida y en postres como natillas, mousse, leche quemada, crema catalana, torta de elote, tarta de Santiago y ¡rompope!… y la yema cocida pero líquida es deliciosa simplemente con un trozo de hogaza de pan. Bueno, el huevo es tan pero tan chingón, que los griegos y romanos lo utilizaban para pegar baldosas. No coma huevo a huevo, hágalo por gusto, es un alimento maravilloso. Foto de TVP. Lo escribe Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

Mira la luna. La luna es tuya, nadie te la puede quitar. La has atado con los besos de tu mano y con la alegre mirada de tu corazón. Sólo es una gota de luz, una palabra, hermosa. Luna es la distante, la soñada, tan irreal como el cielo y como los puntos de las estrellas. La tienes en las manos, y en tu sonrisa se extiende su luz como una mancha de oro, como un beso derramado. Aceite de los ojos, su claridad se posa como un ave. Descansa en las hojas, en el suelo, en tu mejilla, en las paredes blancas, y se acurruca al pie de los árboles como un fantasma fatigado. Leche de luna, ungüento de luna tienen las cosas, y su rostro velado sonríe.Te la regalo, como te regalo mi corazón y mis días. Te la regalo para que la tires. Es de Jaime Sabines y la subió el Dr. Iván Hernández Gutiérrez a su cuenta de Facebook.

1) "Las actitudes son más importantes que las aptitudes": Sir Winston Churchill. 2) "Aquel que tiene una mente positiva es el que permanece inmune a la enfermedad": Thomas Hamblin. 3) "Cuando no se puede lograr lo que se quiere, mejor cambiar de actitud": Terencio. 4) "Sólo cerrando las puertas detrás de uno se abren ventanas hacia el porvenir": Francoise Sagan. 5) "Nada me inspira más veneración y asombro que un anciano que sabe cambiar de opinión": Santiago Ramón y Cajal. 6) "Admiramos siempre más a otra persona después de haber intentado hacer su trabajo"; William Feather. 7) "El mundo nada puede contra un hombre que canta en la miseria": Ernesto Sabato. 8) "Si no está en tus manos cambiar una situación que te produce dolor, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontes ese sufrimiento": Víctor Frankl. 9) "El descubrimiento más grande de mi generación, es que un ser humano puede modificar su vida cambiando su actitud mental": Willian James. 10) "Cuando no tenemos lo que queremos, debemos contentarnos con lo que tenemos": Rogerio Bussi.

No soy poseedor de una bola mágica como para adivinar lo que pudo haber pasado con su vida, pero si no se hubiera tomado el frasco de barbitúricos (sedantes) aquel trágico día 5 de agosto de 1962, Norma Jeane Baker, mejor conocida como Marilyn Monroe, es probable que ya hubiera celebrado su 93 aniversario de vida en alguna muy picuda estancia para adultos mayores de California, no sé, en la zona de Bel Air tal vez. Marilyn Monroe, la actriz de cabellos rubios platinados fue una de mis grandes inspiraciones en mis ya muy lejanas mocedades a principios de los años 70. Marilyn, junto a Raquel Welch (inolvidable en su papel de una cavernícola enfrentando a bestias primitivas en ‘Un millón de años antes de Cristo’ de 1966), Sofía Loren y la británica Joan Collins, más las mexicanas Fanny Cano, Elvira Quintana, Ana Bertha Lepe, Ana Luisa Peluffo, Lilia Prado (preciosa en ‘La ilusión viaja en tranvía’ de Luis Buñuel, esa imagen en donde enseñaba un poco más arriba de la rodilla ¡ay nanita!, era más que suficiente para echar la imaginación a andar) y la argentina Rosita Quintana (igual, sus hombros descubiertos en ‘Susana, carne y demonio’ también de Buñuel eran un regalo a la vista de un inocente puberto), eran los máximos referentes sexuales de cualquier chamaco como yo en aquellos años. Pero con Marilyn era otra cosa, como decía la conseja popular de que “los caballeros las prefieren rubias”, Marilyn… ¡Marilyn es Marilyn!, pero ella tenía un ingrediente aparte que hacía que su vida fuera como de novela misma, fue pareja del gran ‘Clipper’ Joe DiMaggio, la leyenda de los mulos de Manhattan, el de los 56 partidos seguidos dando cuando menos un hit, un héroe norteamericano y, por supuesto, sus amoríos con John y Robert Kennedy, y su matrimonio con el dramaturgo Arthur Miller. He visto pocas películas de Marilyn, a lo sumo tres, pero la que más recuerdo es ‘Una Eva y dos Adanes’ con Jack Lemmon y Tony Curtis, que es una gran comedia, hilarante, de hecho por esa película según recuerdo Curtis ganó un Oscar a Mejor Actor de Reparto. Por cierto que Rosita Quintana en este año también cumple 93 años, por lo que no hubiera sido raro que Marilyn también los hubiera estado festejando hoy si no se le hubieran atravesado unos sedantes, aunque hay una versión de que en realidad Marilyn fue asesinada por la mafia al mando del capo Sam Giancana. Foto de "Tribuna". Lo escribió Marco Aurelio Gonzàlez Gama, directivo de este Portal.