Con un poco de retraso, traigo las composiciones corales favoritas de la temporada navideña, que no son nada más para escuchar en esta época, son tan ricas musicalmente que se pueden escuchar en cualquier momento. Además, hay muchas versiones de ellas, desde las meramente instrumentales hasta las orquestaciones acompañadas de grandes coros. Por el virtual arribo de los Tres Reyes Magos comienzo con ‘We Three Kings’ (of orient are) https://www.youtube.com/watch?v=HDqTL49OwDA cuya traducción es ‘Somos tres reyes de oriente’ y que relata la historia de tres reyes que vienen de oriente siguiendo una estrella para llevar regalos al niño Jesús el salvador (incienso, oro y mirra). Preciosa composición. La siguiente recomendación es ‘God rest ye merry, gentlemen’ (‘La paz a ustedes Dios les dé’) https://www.youtube.com/watch?v=FlfHyb397VY y que habla más o menos de que los hombres no tenemos nada que temer porque acaba de nacer Jesús el salvador del mundo… La tercera que recomiendo es una pieza muy clásica que hasta cantada por Manuel Mijares se escucha bien, se trata de ‘Adeste Fideles’ (‘Venid fieles’) https://www.youtube.com/watch?v=Kz13ufATook que es una maravillosa composición que invita a los fieles a venir a adorar al Señor… Las tres por supuesto son de inspiración católica cristiana que se cantan en todo el mundo que sigue esa religión. La de los tres reyes magos es una composición celta que normalmente se escucha con arreglos con esa influencia musical. En lo particular ha renacido en un servidor la ilusión por el 6 de enero, esta vez tengo una invitada, mi nieta, a quien seguramente algo le traerán esos maravillosos seres venidos de oriente. Foto de ngenspañol. Lo publica Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

Mejor conocido simplemente como Salvador Díaz Mirón, nació en el puerto de Veracruz un 14 de diciembre de 1853 y murió el 12 de junio de 1928, o sea hace unos mese cumplió 90 años de muerto, y veo no sin pena que, conforme transcurre el tiempo, la figura del poeta por antonomasia de Veracruz se me hace cada vez más lejana, sobre todo después de una infancia en donde se leía mucho su poesía. El Dictamen, ‘el decano de la prensa nacional’, por ejemplo, era un periódico que no dejaba descansar al vate, muchos domingos de los años setenta disfruté en sus páginas dominicales de los versos de Díaz Mirón y hoy, con pena observo que su obra se pierde en la lejanía del tiempo. No sé, a lo mejor es mi percepción pero siento que nos estamos olvidando de él. Yo pertenezco a una generación que uno solo de sus poemas nos dejó marcados a muchos para siempre, “Paquito”, que era como el espejo en el que nos mirábamos todos cuando alguna vez fuimos niños, hacíamos travesuras y pedíamos perdón a nuestros padres ¡jurando que no lo volveríamos a hacer! -¡qué mentira más grande!-: “Papá no me quiere. Está donde juzga y riñe a los hombres que tienen la culpa. Si voy a buscarlo, él bota la pluma, se pone muy bravo, me ofrece una tunda. Mamá, soy Paquito; no haré travesuras”. Y nunca dejé de hacer travesuras. Lo escribió Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

Por casualidad me encontré al célebre Tirso (Tito) Cházaro Rosario en una plaza comercial de Xalapa. Iba en compañía de su hermana Esther y de su esposo, mi amigo y paisano, el doctor Armando Balderas Carrillo, entre paréntesis especialista en aparatos médicos para problemas auditivos (sordera). Total que tuve oportunidad de intercambiar algunas impresiones con este hombre, casi una leyenda, al que he tenido pocas oportunidades de tratar en razón de los largos periplos que acostumbra este que es uno de los hijos del insigne poeta y decimero tlacotalpeño, el Lic. Guillermo Cházaro Lagos. Para no hacerles el cuento largo, Tirso, que no hace mucho ganó los titulares de los principales diarios italianos por un asunto del cual no voy a abundar aquí, pero que tiene tintes como de una novela escrita por John Le Carré, le prometió al que esto escribe platicarle cómo estuvo en realidad aquel asunto y qué fue lo que en verdad sucedió aquel ya lejano invierno del 2001 en el puerto mediterráneo de Portofino. Vamos a ver, pero el relato podría tener tintes como para un argumento de película estilo “La espía que me amó”. Lo escribe Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

El poder ante la nada Jesús Silva-Herzog Márquez 04 Mar. 2019 No hay más brújula que la presidencial. No hay en el país otro instrumento de orientación pública. Todos nos ubicamos en el espacio a partir de las señales que de ahí surgen. Todos viéndolo a él. Escuchándolo a él. Alabándolo o condenándolo. Reaccionando a lo que él dice y deja de decir. Sus ceremonias son, sin duda, eficaces: el Presidente es el único generador de sentido. Ahí el norte y sur, el pro y el contra. Su presencia es abrumadora. Todos los días se hace sentir su poder. Más que como poder de decisión se presenta como un poder de fabulación: el Presidente convertido en el gran narrador que todas las mañanas nos relata el cuento que somos. El poder se ubica en la voz de un hombre que no ha guardado silencio un solo minuto. El Presidente habla y parece que solo el Presidente tiene voz. Si alguno de los suyos habla es bajo la severa vigilancia del Presidente. Al hablar, sus ministros sienten la respiración del jefe en el cuello. Sin descanso, la voz presidencial denuncia los horrores del pasado y celebra las maravillas del futuro inminente. Anuncia programas, aplaude la nueva era de México, señala a los traidores, da consejos de crianza, predica, extrae lecciones de la historia, insulta, se burla de los otros y los consuela. Todos los días, la voz del Presidente. Y frente a esa voz, la nada. De esa nada hay que hablar. De la nada en que se convirtió la oposición desde julio. De la nada que nada ha entendido desde entonces. De esa nada que hoy nada propone. De la nada que se empeña en ser menos. El vacío de la oposición es la marca más preocupante de la nueva política. El problema que enfrentamos no es la aparición de un gobierno mayoritario. Tener un gobierno que tenga el respaldo de la mayoría de los votantes y el apoyo de la legislatura puede tener sus ventajas: despeja el terreno para las decisiones, aclara la responsabilidad, alienta, en principio, la eficiencia. La formación de un gobierno mayoritario permite escapar de la política de los vetos, esa que con tanta facilidad se convierte en política de atascos, extorsiones y complicidades. Pero aun un gobierno de despejada mayoría necesita una oposición sólida que se prepare para el relevo. Una oposición atenta, capaz de ofrecer alternativa y dispuesta a señalar errores y abusos. Una opción que exponga a la opinión pública otra manera de entender la política, que ofrezca otro relato, que dibuje otra posibilidad. No se ve por ninguna parte esa alternativa que haga sombra al gobierno, que siga con atención sus pasos para hacer públicos sus tropiezos, que le dispute al gobierno el monopolio del relato público. No hay oposición que vigile, que explique, que cuestione, que destape y que critique. No se escucha la voz de las oposiciones y si aparece de pronto, resulta irrelevante. Las minorías siguen, al parecer, lamiéndose las heridas de julio. Saben bien que, en buena medida, se provocaron su propia desgracia y no se atreven a afrontar su propia crítica. Quisieran pasar página, pero no podrán hacerlo si no encaran la responsabilidad que les corresponde. Por ello no pueden levantar la cabeza. Por ello siguen pasmadas. Despistadas y disminuidas, se esconden en sus sótanos. La única esperanza que tienen es llegar a cosechar el error de los otros. No encuentran más palabra que el lugar común. La frase gastada, el lema hueco. Temen el aire libre, les aterra el futuro. Continúan pagando la cuenta de sus despropósitos y no logran dar el salto al presente. Las oposiciones saben bien que los votos no solamente les quitaron poder. La derrota de julio no fue una derrota ordinaria. El castigo sumió a los partidos tradicionales en la más profunda crisis de identidad de su historia. Se trata de una crisis de sobrevivencia. No exagero. Los interrogantes son complejos: ¿cómo reinventarse en el nuevo régimen? ¿Cómo lidiar con un liderazgo tan potente y tan disruptivo como el de López Obrador? ¿Qué hacer con el pasado propio? ¿Cómo encarar el magnetismo de la nueva hegemonía? ¿Hay espacio para la reforma o es necesario disolverse para inventar algo nuevo? Lo cierto es que murió el sistema de partidos. Murieron los defectuosos equilibrios de la transición. Tenemos frente a nosotros a una nueva mayoría con ambición hegemónica. Una situación de partidos que, por imbatible que parezca ahora, no podemos dar por consolidada. http://www.reforma.com/blogs/silvaherzog/

Ya pasaron 39 años después de que la periodista peruana Regina Robles Meiners publicó su entrevista con el escritor argentino Jorge Luis Borges en el periódico estudiantil "Daily Texan", pero se mantuvo inédita en español hasta que el diario "El Comercio Perú" le dio un espacio en sus páginas el 24 de agosto de 2015.. RRM- ¿Existe la inspiración, o una obra es un esfuerzo consciente de creación? JLB -Desde luego que existe. ¿Cómo no va a existir? ¡No se puede escribir sin ella! La inspiración es necesaria para darle sentido al esfuerzo. Es cuando uno siente que no está uno escribiendo, sino que es el Espíritu Santo el que lo hace. RRM- ¿Cuál sería su descripción de poesía? JLB- Frost dio una, pero claro que no es suficiente. Dijo que poesía es lo que no puede traducirse. No basta. Hay cosas que no pueden traducirse y que son muy malas. Ahora, si se refería al hecho de que en toda poesía hay algo misterioso que no puede explicarse y que puede estar parcialmente en la imagen, en la prosodia, si acaso, sí, es cierto. Hay versos que a mi me parecen muy lindos y que yo no podría explicar. Es parte de la entrevista que escribíó Ma. del Refugio Melchor en "El Financiero".

La época navideña permite reflexionar sobre lo bueno y lo malo de cómo se actuó durante el año, de verificar que los equilibrios- y no las radicalizaciones- en la vida de las personas, es lo que permite un mejor desarrollo humano y estar lo más cerca de la felicidad en estos tiempos. Permite a muchos abuelos, padres y hermanos convivir, en algunos casos por una sola vez al año, con seres queridos que estudian o laboran en el extranjero. Permite fijarnos nuevas metas y hacer un balance de nuestra vida, y si es necesario reencauzarla por otros caminos. Permite sacar los mejores sentimientos de cada humano. Es, también, cuando recibimos el aguinaldo, que nos permite algunos gastos y gustos extras. Claro, hay miles de personas que carecen de lo más indispensable, y hacia ellos deben estar dirigidas las políticas públicas de gobierno así como la acción de las organizaciones que velan por los intereses de los enfermos y los más necesitados, para que conserven su ánimo y la esperanza de disfrutar la Navidad y, sobre todo, de una vida mejor. Lo escribe Felipe Hakim Simón, Director de este Portal.

En aquellos felices años de mediados de los años 80’s, en Xalapa había una buena oferta de lugares a dónde ir a “hincar el diente” a precios razonablemente baratos. Botaneros como el ‘Venegas’, en la calle de Magnolia, por el rumbo de la CFE y el Nacional Monte de Piedad, era un lugar imprescindible para muchos parroquianos, con cada ‘güera’ te servían quizá no la mejor botana pero cuando el hambre es canija, a veces hasta a los tornillos y tuercas le entra uno. La verdad es que el ‘Venegas’ no era precisamente la debilidad de uno, pero cuando el calor y el hambre aprietan, unas dos o tres frías no caen mal, en especial había dos botanas a las que podíamos calificar de insufribles, y esas eran el huevillo revuelto en salsa de chile seco, además muy picosa, y la costilla de puerco en salsa igual de chile seco. A cambio el ‘Venegas’ tenía una muy aceptable selección de platillos a la carta en donde sobresalían los tacos de camarón. No sé si el ‘Venegas’ siga abierto, pero en sus buenos días parecía que regalaban. Por ahí hay otro lugar que a la fecha sigue abierto y que cuando entra uno a él parece que entra a una cápsula del tiempo, me refiero a ‘La frontera’, en la confluencia de Corregidora, Maestros Veracruzanos y 20 de noviembre, enfrente de la gasolinera de La Piedad. ‘La frontera’ –tiene tiempo que no me aparezco por ahí- es un recinto pequeñísimo, a los más dos piezas y debe haber unas 4 mesas, de madera, con superficie de granito, de las de antes, con el logo de 2 x grabado. Según sé, esa cantina data de principios de los 50’s. Hoy la atiende el hijo del fundador, ingeniero él, por supuesto la barra está coronada por la foto de él. Este lugar tiene –o tenía- la particularidad de que no vendía alcohol, pura cheve y licores de frutas de la región (nanche, verde, naranja, café, etc.) y de botana daban frituras que ahí mismo se freían (cacahuates, chicharrines, papas, palomitas) servidas en puñito en papel de estraza. Pero en Xalapa no se pueden olvidar otros lugares de época como el ‘Papaloapan’ en Pino Suárez, con la mejor taza de chilpachole de jaiba y camarón, el ‘Tirgoviste’ de Sarabia, con muy buenos mariscos, el ‘Cuadrilatero’, quizá de lo mejor también en comida del mar, por la salida a Coatepec por la carretera vieja. Bueno y el ‘Cantábrico’ de Ávila Camacho, excelentes langostinos y muy buena paella y el bar del Hotel México, tradicional, con ese sabor a cantina como de la CDMX. Lo escribió hace ya un año Marco Aurelio Gonzàlez Gama, directivo de este Portal.

1) Al ex-Director General del COBAEV, Carlos Aceves Amezcua, lo quiere mucho su tío, el dirigente nacional de la CTM, Carlos Aceves del Olmo, porque lleva su mismo nombre, pero especialmente porque todas sus hijas- 6- son mujeres, y entonces a él lo ve como a un hijo. 2) Manuel Fernández Avila laboró durante un mes y medio en el Banco de México con él ahora finado Jesús Silva-Herzog Flores "El Diamante Negro". 3) A Gustavo Arróniz, de la Cuenca del Papaloapan, sus amigos le apodan cariñosamente como "Toma todo".

1) La creación de la agrupación política "Vía Veracruzana" se le ocurrió a su líder fundador, Felipe Amadeo Flores Espinosa, una tarde en el puerto de Veracruz, tomándose una "chela" frente a la alberca de la casa del "histórico" Rubén Darío Mendiola. 2) Cuando Dionisio Pérez Jácome se desempeñó como Director General de Educación Superior de la UV, siendo Rector don Fernando García Barna, tuvo como colaboradores a tres personajes que tiempo después serian Senadores de la República: Fidel Herrera Beltrán, Juan José Rodríguez Prats y Magno Garcimarrero Ochoa. 3) Guillermo Heitler (foto con hermanos) se enamoró de su esposa, la Rectora de la UV, Sara Ladrón de Guevara, cuando al venir a filmar una coproducción México-francesa sobre la Zona Arqueológica de El Tajín, ella fue su guía oficial. 4) Eliseo Tejeda Olmos y Omar Alemán Chang fueron Jefes de la Sección Financiera del "Diario de Xalapa" y después ambos constituyeron un importante patrimonio. Foto de Facebook.

1) El xalapeño Miguel Hakim Simón tiene una muy buena relación actual con el ex-Canciller Jorge Castañeda. Ello no obstante que en su libro "Amarres Perros" -que presentó el año antepasado en Xalapa- haya escrito que siendo Miguel "un gran tipo", le fue impuesto como Subsecretario de Relaciones Exteriores, por el entonces Secretario de Economía, Luis Ernesto Derbez (hoy, Rector de la UDLA en Puebla), "quien me amenazó: si no lo nombras, es la guerra". Otro de los que menciona que le fue impuesto es Porfirio Muñoz Ledo, como embajador, primero en París, y luego a petición suya, en Bruselas. Y quien actualmente es Presidente de la Cámara de Diputados a sus 85 años. 2) La revista "Análisis Político" de Melitón Morales Domínguez, fue creada hace 40 años por una idea de la periodista Lucina González Facundo, quien después fue muchos años columnista política de "Gráfico de Xalapa", y actualmente reside y trabaja en el sur del estado.